20 de junio de 2019
  • Miércoles, 19 de Junio
  • 16 de febrero de 2008

    9-M.- Ridao (ERC) afirma "no renunciar absolutamente a nada", tampoco a "reeditar" el resultado de 2004

    Dice "desear" que el congreso de ERC de otoño sirva para "renovar cargos" a "todo nivel" en el partido

    BARCELONA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz de ERC en el Parlament y candidato a las elecciones generales, Joan Ridao, aseguró que, en las elecciones generales, ERC "no renuncia absolutamente a nada", tampoco a "reeditar" el resultado que en 2004 hizo pasar a los republicanos de 1 a 8 diputados, su mejor resultado en la reciente democracia.

    En una entrevista de Europa Press, opinó que los republicanos pueden "dar la gran campanada", por lo que aspiran a tener "poder político e influencia en España" después de los comicios, para actuar como "corrector" del PSOE.

    "Se me hace difícil la posibilidad no sólo de dar apoyo a una investidura, sino de dar apoyo a un PSOE que ha traicionado la confianza de ERC y la de todos los partidos catalanes que ahora ya saben que --José Luis Rodríguez-- Zapatero deja las cosas a medias e incumple la mayoría de sus compromisos", dijo.

    Por ello, en esta ocasión el partido que dirigen Josep Lluís Carod Rovira y Joan Ridao exigirá "vencimiento a la vista, no a crédito", como es el caso de la publicación de las balanzas fiscales antes del debate de investidura. En cualquier caso consideró que se les "exige" que se "hagan cosas" y "para hacer cosas hay que llegar a acuerdos".

    "Hacer esto no quiere decir que vayamos a hacer política en España para ayudar a gobernar el Estado, sino a construir Estado propio", manifestó.

    Paralelamente, consideró necesario "vertebrar estructuras de Estado" para "poder llegar en las condiciones objetivas para ejercer el derecho de decidir de cara el futuro, cuando sea, dentro de cuatro, cinco, 10 años o en 2014; tenemos que preparar a Catalunya, y esto lo podemos hacer desde el Govern, vertebrando estructuras de Estado".

    RENOVACIÓN EN ERC "A TODOS LOS NIVELES".

    Pese a no ver "ninguna aparente relación" del debate electoral y el congreso que celebrará el partido en otoño y en el cual se elegirá a la nueva dirección republicana, admitió que el resultado electoral condicionará el congreso de ERC: "El resultado electoral pude ser utilizado para bien o para mal por alguna gente". "Más allá de esto, no me preocupa", apostilló.

    El congreso deberá servir, dijo, para "ajustar la línea estratégica" del partido. "Deberá servir también para renovar cargos", subrayó, y añadió: "deseo que en ERC haya renovación a todo nivel de caras y personas".

    Tras afirmar que no hay "un solo motivo" que cuestione la continuidad del Govern d'Entesa hasta las elecciones autonómicas de 2010, indicó: "Me puede preocupar que alguien piense que a partir del 9 de marzo se podrá poner en cuestión la estabilidad y la continuidad" del tripartito, indicó, y recriminó a Mas que pretenda gobernar en Catalunya mediante pactos con el PSOE "como si la política española tuviera que influir directamente en el Govern".

    ANDALUCÍA, POSIBLE "ALIADO".

    El candidato republicano insistió en su ruta hacia el concierto económico, que prevé reducir el déficit fiscal catalán del 10,2% del PIB --según datos de la Fundación Josep Irla, vinculada a ERC, basados en el método de cálculo de flujo monetario--, al 7% la próxima legislatura, para reducirlo al 4% el quinto año y equiparar los resultados del sistema de financiación a los del concierto económico en una década.

    Pese a reclamar bilateralidad en la negociación del sistema de financiación, ante eventuales alianzas con otras comunidades autónomas, como la de Madrid --segunda comunidad con más déficit fiscal-- para negociar el sistema de financiación, dijo que ERC no tiene "ningún inconveniente" en "buscar la complicidad de otros territorios" para conseguir sus objetivos.

    "ERC no tiene ningún inconveniente de que aquello que pueda beneficiar a Catalunya beneficie a otros territorios", destacó, y añadió: "Si esto implica una alianza estratégica con otras comunidades, bienvenidas sean". Opinó que "tampoco es descartable una alianza con Andalucía, pese a que a veces defiende intereses contrapuestos a los de Catalunya".

    Además anunció que piensa "abrir el melón de la reforma del reglamento" para que se pueda hablar en catalán en el Congreso y el Senado, y anunció que harán "compatible" la actividad parlamentaria con "algún gesto de tipo simbólico".

    Lo dijo tras las acciones de protesta reivindicativas que protagonizaron los diputados republicanos en varias ocasiones la pasada legislatura, en contraposición con su perfil político. "Supongo que incorporo un factor de novedad en relación a la trayectoria última de ERC en Madrid", admitió.