16 de julio de 2019
  • Lunes, 15 de Julio
  • 25 de diciembre de 2014

    Rosa Díez espera ver a Mas sentado en el banquillo y rechaza unas plebiscitarias

    Pide a Rajoy que haga "pedagogía democrática" en Catalunya

    Rosa Díez espera ver a Mas sentado en el banquillo y rechaza unas plebiscitarias
    EUROPA PRESS

    MADRID, 25 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La líder de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, espera que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, tenga que sentarse en el banquillo por el proceso participativo del 9 de noviembre y ha exigido al Gobierno que redoble la presencia del Estado en Catalunya y haga allí "pedagogía democrática".

    "Hubo un Gobierno despótico que creyó que estaba por encima de la ley y los tribunales deben juzgarlos", ha sentenciado Rosa Díez en una entrevista con Europa Press, recordando que la consulta del 9N fue suspendida en dos ocasiones por el Tribunal Constitucional y pese a ello la Generalitat "siguió adelante" y "se utilizaron recursos públicos".

    Según ha recordado, UPyD se querelló contra Artur Mas ante el Tribunal Supremo, que desestimó la iniciativa alegando que no era de su competencia, y la llevó después al Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, que este lunes la admitió a trámite junto al resto de querellas presentadas contra el presidente catalán y miembros de su Ejecutivo.

    "Todos los españoles somos iguales ante la ley, y eso incluye a la Infanta Cristina y a Artur Mas", defiende Rosa Díez, que insiste en que "lo normal" sería que se abriera juicio oral contra el presidente catalán y entonces él defendiese su inocencia.

    En este punto, la líder de la formación 'magenta' cree que "tiene que haber política" y por ello ha pedido al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que garantice la presencia del Estado en Catalunya, "que hace mucho que no está".

    "El Estado debe volver a estar presente en Catalunya haciendo política y defendiendo los derechos de todos los catalanes, los que quieren la independencia y los que no", ha argumentado.

    A su juicio, el Ejecutivo popular tiene que "hacer que se cumplan las leyes" en Catalunya y garantizar "que no habrá ciudadanos de primera y segunda categoría". "Catalunya forma parte de España y España de Catalunya, y sus ciudadanos tienen derecho a que el Estado les represente y les defienda frente a un Gobierno que no cumple las sentencias de los tribunales", ha subrayado.

    RAJOY NO CUMPLIÓ SU PALABRA

    En este contexto, Rosa Díez ha reconocido que considera que Mariano Rajoy "no cumplió su palabra" el 9N ya que, en un encuentro que ambos mantuvieron en el Palacio de la Moncloa a principios del mes de septiembre, le aseguró que la consulta no se celebraría. Entonces ella reconoció estar "tranquila", pero ahora cree que "no cumplió su palabra".

    Ante la perspectiva de que pueda haber adelanto electoral en Catalunya, Rosa Díez considera que lo importante es que los ciudadanos sepan que, "sea cual sea el resultado", los partidos que defienden la unidad de la nación española no consentirán que se recorten sus derechos políticos.

    "Hay que tranquilizar a la gente", ha insistido apostando por un Gobierno "que piense en las personas y no en los territorios". "Que la gente viva eso con tranquilidad. El Estado tiene que estar presente y también los partidos nacionales", ha remarcado.

    LOS CIUDADANOS SE AUTODETERMINAN EN LAS URNAS

    Pese a ello no ha querido apostar por un frente común de partidos no independentistas en caso de que Artur Mas plantee las elecciones autonómicas en clave plebiscitaria. Según ha recordado, esa figura no está contemplada en el ordenamiento jurídico español y por tanto "plebiscitarias las llamarán pero no lo son".

    Y también ha rechazado cualquier comparación con las elecciones municipales de 1931 que derivaron en la proclamación de la II República. "Pueden llamarlas plebiscitarias, pero aquí ya no estamos en la España que proclamó la República porque ganaron los republicanos", ha advertido.

    Rosa Díez ha insistido en que España es "una democracia sólida" y en las convocatorias electorales los ciudadanos eligen a sus representantes en las instituciones. "Y ninguna de ellas es más que para eso", ha subrayado defendiendo que los ciudadanos "se autodeterminan cada vez que van a las urnas" porque "votan a su libre albedrío".

    Para leer más