18 de septiembre de 2019
  • Martes, 17 de Septiembre
  • 10 de abril de 2008

    Rubí (Barcelona) propone cobrar un canon a los promotores para construir en el municipio

    RUBÍ (BARCELONA), 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

    El Ayuntamiento de Rubí (Barcelona) ha incluido en el nuevo Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM), que este mes pasará por el pleno municipal, la obligación de cobrar un canon a las empresas promotoras que quieran construir en la localidad.

    La alcaldesa de Rubí, Carme García, explicó que la medida se aplicará "al margen de la cesión de terrenos que ya hacen las constructoras para hacer zonas verdes, equipamientos y vivienda pública", y añadió que quienes quieran construir en Rubí tendrán que pagar el canon "para contribuir a la mejora de la ciudad".

    El nuevo plan prevé un crecimiento de la ciudad hasta un máximo de 95.000 habitantes en los próximos doce años, por lo que se crearán viviendas en los pequeños espacios aún por edificar y se transformarán las zonas industriales con "mínima o nula" actividad en espacios residenciales para vivienda, de las que 4.500 serán protegidas.

    El objetivo es mejorar una ciudad "deficiente en equipamientos, con desajustes urbanos importantes y con infraestructuras anacrónicas que no han acompañado cualitativamente el crecimiento de la ciudad", según remarcó el coordinador del plan, Lluís Calvet.

    Para ello, el consistorio prevé la construcción de infraestructuras como la segunda estación de Ferrocarriles de la Generalitat de Catalunya (FGC) --también prevista en el anteproyecto del Plan Territorial Metropolitano-- y la mejora del entorno de la estación de Renfe.

    Asimismo, el POUM contempla la conversión de la carretera 1413 en una vía local con dos calles, con la riera en medio y con seis puentes, de los cuales dos serán peatonales, así como la creación de siete portales de ciudad en las urbanizaciones que "han de traer la centralidad" de servicios municipales y comerciales.

    El crecimiento y reordenación previsto por el Ayuntamiento prevé la preservación de los espacios naturales de Ca n'Oriol y Can Ramoneda, para el que el consistorio tramitará su expropiación y compra para albergar en un futuro una zona universitaria y de investigación.

    Del mismo modo, el POUM, que está pendiente de la aprobación del pleno, plantea la peatonalización del centro de la ciudad, así como la potenciación del comercio de proximidad y la creación de zonas de aparcamiento estratégicas.