9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 29 de junio de 2010

    Santa Coloma prohíbe el 'burka' en instalaciones municipales

    Aprueba la moción del PSC y rechaza la del PP

    Santa Coloma prohíbe el 'burka' en instalaciones municipales
    REUTERS

    SANTA COLOMA DE GRAMENET (BARCELONA), 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El pleno del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) aprobó esta noche la moción del PSC para prohibir los velos integrales --'burka' y 'niqab'-- en instalaciones municipales, mientras que prohibió otra del PP para en el mismo sentido. La propuesta del PSC prosperó con los votos a favor de los 17 concejales del PSC, en contra de los dos del PP y la abstención de los cuatro de ICV-EUia y los dos de CiU.

    La moción del PP, fue rechazada con los votos en contra de ICV-EUiA y el PSC, y la abstención de CiU y el PP. Instaba a prohibir las prendas y accesorios que "cubran totalmente la cara e impidan la identificación y la comunicación visual" en la calle y en los espacios públicos sin finalidades religiosas, a través de ordenanzas municipales.

    La propuesta del gobierno municipal del PSC, liderado por la alcaldesa Núria Parlon, aboga por prohibir las prendas que "dificultan la comunicación y el intercambio social", y por instar al Govern y al Estado a regular su uso.

    Además, apuesta por promover el diálogo, la acción pedagógica y la mediación con las comunidades de inmigrantes para evitar las prácticas que anulas las oportunidades de desarrollo personal de las mujeres.

    "No se puede permitir la ocultación ni la invisibilidad de las personas en espacios públicos", afirmó Parlon, quien defendió que el equipo de gobierno debe posicionarse sobre los velos integrales porque el debate ha llegado a la sociedad.

    "No es una cuestión de género ni de religión, sino de garantizar la igualdad de las personas", añadió, y se mostró partidaria de garanizar la convivencia desde la pluralidad y el respeto a las mujeres.

    La moción del PSC señala que el "verdadero problema" del 'burka' y del 'niqab' es que impiden la comunicación interpersonal y son una señal de ocultación y no integración, además de transmitir una imagen "negativa" de los musulmanes.