24 de marzo de 2019
16 de septiembre de 2008

Saura no se siente "nada cuestionado" por los críticos de ICV y ve "normal" que haya debate antes de su asamblea

BARCELONA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de ICV y conseller de Interior, Relaciones Institucionales y Participación, Joan Saura, declaró hoy no sentirse "nada cuestionado" por los críticos de su partido que, agrupados alrededor de la corriente 'Manifest de Maig', reclaman cambios en la formación. También dijo que es "normal" que se produzca este tipo de debate interno en un partido antes de su asamblea, prevista para otoño.

En declaraciones a RNE-Ràdio 4 recogidas por Europa Press, Saura recordó que en el Consejo Nacional que celebraron hace dos semanas, de los 150 asistentes, sólo uno votó en contra del informe de gestión de Saura, y se registraron dos abstenciones.

"Si en un partido político no hay debate interno, está muerto", dijo Saura, quien dijo que ICV es un ejemplo de "transparencia" puesto que tiene un proceso de primarias en el que toda la militancia elige al presidente de la formación.

Saura expresó su confianza de que habrá en los próximos meses un acuerdo de financiación entre la Generalitat y el Estado, que significará el cumplimiento del Estatut y el incremento de recursos por parte de la administración catalana. Eso sí, apreció que hay ministerios que actúan como si el Estatut aún no se hubiera aprobado.

Dijo que tanto las consellerias de ICV --la suya y la de Medio Ambiente y Vivienda-- y todo el Govern en su conjunto tienen problemas de comunicación, y dijo que han habido acontecimientos que han "tapado" su acción, como la crisis en Cercanías, el apagón de verano de 2007, la sequía y, ahora, la financiación.

Todos estos problemas, dijo, no han sido "origen" del Govern, "incluso la sequía", ya que el tripartito se encontró "con una situación muy perjudicial de déficit de infraestructuras". "El Govern tiene un reto, que es explicar su acción de gobierno", dijo.