26 de abril de 2019
  • Jueves, 25 de Abril
  • 22 de marzo de 2008

    Sequía.- Ecologistas en Acción critica "la falta de previsión" de la Generalitat en la gestión del agua

    BARCELONA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

    La organización Ecologistas en Acción de Catalunya criticó "la falta de previsión" de la Generalitat en la gestión del agua al mantener el crecimiento de viviendas unifamiliares, que consumen "un 30% más de agua que las viviendas plurifamiliares", aseguró la organización.

    En un comunicado, la entidad acusó también a la Conselleria de Agricultura de no apoyar una modernización de la agricultura y de no poder "garantizar las cosechas este año".

    Según la organización, la red de suministro catalana no soportará los cortes de agua que se contemplan en el Decreto de Sequía, porque el Govern lo redactó "pensando que nunca se aplicaría".

    Por ese motivo, y en relación a la polémica creada por posibles trasvases de agua en Catalunya, Ecologistas en Acción recordó que el agua és "un bien de todos", y que lo más importante es asegurar el suministro de agua de boca "por delante de cualquier otra consideración".

    La necesidad de ahorrar agua debe afectar a toda la sociedad, y los ecologistas advierten que no hay que "culpabilizar a la ciudadanía como sujeto malgastador", ya que el gasto de agua doméstica es solo una parte de la total, por lo que debe abarcar a "todos los sectores económicos".

    Ecologistas en Acción criticó el poco control de las empresas suministradoras de agua, que ha provocado situaciones como la de Badalona, donde se descubrió la pérdida de agua de una tubería gestionada por ATLL.

    El grupo ecologista propone como medidas para combatir la sequía aplicar cánones al agua que estimulen a las empresas a no dejar escaparla; aprobar ordenanzas municipales que impidan construcciones que malbaraten el agua y tarifas que graven a los consumidores que superen los 120 litros por día.

    Además, recomienda a los Ayuntamientos que hagan "políticas ejemplificadoras" en las instalaciones municipales, porque es "irrisorio" que las administraciones locales pidan a los ciudadanos que ahorren, si desde el consistorio no se hace.