17 de septiembre de 2019
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • 4 de mayo de 2008

    La sexta hora llegará en el próximo curso a todas las escuelas que tienen una clase por nivel

    La Generalitat contratará otros 200 docentes para cubrir la homologación horaria de los centros públicos con los concertados

    BARCELONA, 4 May. (EUROPA PRESS) -

    La sexta hora llegará en el próximo curso a todas las escuelas que tienen un grupo-clase por cada curso, según avanzó hoy la conselleria de Educación en un comunicado.

    En el próximo curso escolar, la medida llegará a 119 centros, de los cuales 110 están siutados en localidades de menos de 5.000 habitantes. Otros nueve eran centros de localidades más grandes que no habían implementado aún la extensión horaria.

    En total, en el próximo curso habrán 1.381 escuelas públicas ofreciendo la ampliación horaria, frente a los 1.163 centros de este curso y los 1.072 del pasado, el primero en el que la medida empezó a aplicarse. Así, la sexta hora pasará a beneficiar de 198.213 alumnos en el curso 2006-2007 a los 2226.194 del curso 2007-2008 y los 246.114 del curso 2008-2009.

    HOMOLOGACIÓN HORARIA.

    La sexta hora fue una de las medidas estrella que impulsó el primer tripartito liderado por el ex presidente Pasqual Maragall tras rubricarse el Pacto Nacional para la Educación con todos los agentes del sector salvo el sindicato USTEC-STEs. El objetivo de la medida era alcanzar la homologación horaria entre los centros públicos y los privados concertados ya que, hasta entonces, los centros concertados ofrecían seis horas de clase cada día, frente a los cinco de los de titularidad pública.

    La sexta hora empezó a aplicarse en el curso 2006-2007, y se optó por una extensión gradual, ya que en un principio, se extendió en los centros situados en ciudades de más de 10.000 habitantes y capitales comarcales. Progresivamente, se ha ido avanzando hacia su extensión universal en el territorio catalán.

    20.000 NUEVOS BENEFICIAROS.

    En total, se beneficiarán de esta medida casi 20.000 escolares de entre seis y 12 años, de los cuales 5.328 viven en Girona, 4.027 en las comarcas centrales, 3.534 en el Camp de Tarragona y 2.639 en el Maresme y el Vallès Oriental. El resto corresponden a alumnos que habitan en el Baix Llobregat y Anoia (1.339), las comarcas de Ponent (1.909), las Terres de l'Ebre (988 estudiantes) y el Vallès Occidental (156). El Departamento de Educación recordó hoy que, de los 1.163 escuelas que ofertan la sexta hora, casi 900 están situado sen localidades de más de 5.000 habitantes. El resto corresponden a centros que se ubican en municipios que no llegan a este número de población y que se avanzaron a la planificación (61 casos), escuelas de nueva creación que aún no escolarizan a alumnos en todos los niveles (70) y escuelas rurales (137).

    Para avanzar en la extensión horaria, se dará opción a las escuelas rurales para que la puedan aplicar "siempre que cuenten con las circunstancias necesarias".

    200 MAESTROS MÁS.

    En el próximo curso, Educación prevé incrementar las plantillas con 200 profesionales en concepto de la hora extra. La Generalitat recordó hoy que esta política pública ha significado contratar 4.250 maestros, que ha supuesto un desembolso superior a los 110 millones para las arcas públicas.

    Por otra parte, la conselleria también informó que ha establecido un protocolo de la inspección educativa sobre la sexta hora para el próximo curso. Así, Educación supervisará que los contenidos que se imparten en la hora extra respondan a unos criterios generales del centro y contribuyan a la formación del alumnado y el desarrollo de sus competencias básicas.

    Educación recuerda que el maestro que está con los alumnos en la sexta hora tiene que ser su tutor o un docente que imparta clases al grupo, y que en el horario escolar de los estudiantes tiene que estar indicada expresamente la hora extra con las actividades que van a realizarse.