17 de noviembre de 2019
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 27 de abril de 2019

    Siete detenidos por extorsionar a un inversor durante casi dos años en Barcelona

    Siete detenidos por extorsionar a un inversor durante casi dos años en Barcelona
    MOSSOS D'ESQUADRA

    BARCELONA, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Los Mossos d'Esquadra han detenido a siete hombres por presuntamente extorsionar, amenazar de muerte e intimidar con armas de fuego a un inversor inmobiliario durante casi dos años para que pagara una deuda de 39.000 euros, ha informado la policía autonómica en un comunicado este sábado.

    A los siete arrestados, de entre 28 y 69 años, se les investiga por presuntos delitos de detención ilegal, pertenencia a una organización criminal, tenencia ilícita de armas y explosivos, defraudación del suministro eléctrico y contra la salud pública, puesto que presuntamente también se dedicaban al cultivo de marihuana en Canovelles (Barcelona); uno de ellos está en prisión preventiva.

    Los Mossos se hicieron cargo de la investigación el pasado 3 de enero, cuando la víctima, inversor inmobiliario, denunció que había recibido amenazas y agresiones físicas de un grupo de hombres que le reclamaban una deuda que había contraído para adquirir dos plazas de aparcamiento.

    Según relató la víctima a los Mossos, fue su socio quien le convenció para pedir prestados a un grupo de personas procedentes de Europa del este los 39.000 euros que valían las plazas de aparcamiento.

    Cuando el negocio fracasó, la víctima recibió la visita de un grupo de hombres que le intimidaron y amenazaron exigiéndole la deuda de 39.000 euros más 10.000 euros más en concepto de intereses.

    A lo largo de los siguientes meses, el hombre fue sometido a varias agresiones físicas y amenazas, y llegó a hipotecar la casa de un familiar para satisfacer la deuda que le reclamaban, que se elevó hasta la cifra de 170.000 euros.

    LA INVESTIGACIÓN

    Los investigadores pudieron identificar al hombre sospechoso de prestar el dinero y a los que se habían supuestamente encargado de extorsionar a la víctima, todos ellos presuntamente miembros de una organización criminal que se dedicaba, entre otras actividades ilegales, al cultivo, exportación y venta de marihuana.

    El grupo tenía dos casas en Canovelles (Barcelona) con más de 2.000 plantas de marihuana e instalaciones de cultivo con tecnología punta conectadas a la red pública de suministro eléctrico.

    El 17 de abril los Mossos establecieron un dispositivo policial que terminó con la detención de siete sospechosos, que pasaron a disposición judicial dos días después, y la imputación de un octavo.

    Durante la operación se registraron los cinco domicilios de los detenidos --en Barcelona, Sant Cugat del Vallès, Canovelles y Port d'Armentera (Barcelona)--, en los que se decomisaron dos armas de fuego cortas, 25.000 euros en metálico, armas blancas y cinco vehículos de alta gama.