24 de octubre de 2020
22 de septiembre de 2020

Sindicatos piden al Govern una prestación económica para los padres obligados a hacer cuarentena

Pimec lamenta haber avanzado poco y Foment anuncia que trasladará la propuesta de cobertura por la Seguridad Social a la mesa de diálogo social estatal

BARCELONA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

UGT y CC.OO. de Catalunya han reclamado este martes al Govern una prestación económica para los padres que no puedan ir a trabajar por tener que hacer cuarentena mientras no haya una cobertura legislativa por parte del Estado a través de la Seguridad Social.

Lo han explicado en una atención a los medios en la plaza Sant Jaume de Barcelona sus secretarios generales, Camil Ros (UGT) y Javier Pacheco (CC.OO.) tras una reunión con patronales y Govern, de la que han salido "decepcionados" porque según ellos el Govern solo se plantea atender esta situación en los casos de vulnerabilidad.

En la reunión han participado el presidente de la Generalitat, Quim Torra; el vicepresidente y conseller de Economía y Hacienda, Pere Aragonès; el conseller de Educación, Josep Bargalló; el conseller de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias, Chakir el Homrani, y el conseller de Empresa y Conocimiento, Ramon Tremosa.

PRESTACIÓN DE LA GENERALITAT

Pacheco ha explicado que han pedido al Govern abordar la problemática con competencias propias y no solo esperar a la modificación en el marco de las bajas laborales de la Seguridad Social.

"Hemos hecho la propuesta de que, antes de que tengamos resuelta a nivel estatal esta situación, si algún día se resuelve, hagamos el pacto sobre una prestación que de una manera directa y con recursos propios de la Generalitat llegue a todos los padres y familias afectados", ha señalado Pacheco.

Asimismo, ha recordado que siguen exigiendo al Gobierno que resuelva "de una vez por todas" la modificación normativa para poder dar la cobertura para estos casos de cuarentena mediante una baja laboral.

Por su parte, Ros ha defendido que plantear en el marco de la mesa de diálogo social que hubiera una cobertura económica mientras no haya la cobertura legislativa por parte del Estado es una cuestión "absolutamente razonable", y ha lamentado que se contemple esta propuesta solo en el marco de la vulnerabilidad.

"Lo que queríamos es hacer un acuerdo global, pues patronales y sindicatos pedimos conjuntamente al Gobierno del Estado la modificación por baja IT pero al mismo tiempo damos seguridad a la gente y, mientras no se produzca, los ciudadanos tengan una cobertura. Pedíamos esto y cómo estudiarlo, pero no ha podido ser", ha añadido Ros.

PATRONALES

El presidente de Pimec, Josep González, ha explicado que la petición de modificación normativa para poder dar cobertura a través de la Seguridad Social a las personas que tengan que estar en casa por casos de infección o cuarentena de los hijos "ha avanzado relativamente poco porque se han puesto encima de la mesa otras derivadas que no estaban consensuadas".

"Esto ha hecho que se frene un poco esta decisión. No es que estemos en desacuerdo, no estaba previsto que se hiciera, no se ha podido consensuar esta petición que, de consensuarse, supongo que la intención es que vaya a Madrid. No se ha podido llegar a este acuerdo", ha añadido.

El presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, ha recordado que desde la patronal ya estaban de acuerdo en que los padres por motivos de confinamiento tengan que hacer cuarentena recibieran una prestación a través de una incapacidad laboral transitoria por la Seguridad Social.

"Digo claramente que estamos totalmente a favor en el posicionamiento de la Generalitat en el sentido de que efectivamente la prestación pueda ser a cargo de la Seguridad Social y que todas las personas no pierdan parte de su salario", ha asegurado.

Sobre la propuesta de los sindicatos, Sánchez Llibre ha explicado que han manifestado su apoyo para que en un futuro inmediato a través de la mesa del diálogo social se ponga encima de la mesa una cantidad superior a los 10 millones de euros para que pueda llegar a todas las familias vulnerables que se encuentren en una situación desesperada por el Covid-19.