22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 4 de abril de 2008

    Sucesos.- Detienen a otro menor por colocar en la vía del tren un raíl que perforó un convoy entre Girona y Celrà

    GIRONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    Los Mossos d'Esquadra han detenido a otro menor de edad por presuntamente haber colocado el sábado 29 de marzo un raíl en las vías del tren entre Girona y Celrà y que perforó el suelo de un convoy. Este es el sexto detenido en el caso, después de que ya fueran arrestados tres adultos, que ingresaron en prisión, y otros dos menores.

    Según informó hoy la Policía catalana, los investigadores localizaron y detuvieron ayer en Girona a este menor por los delitos de daños y desórdenes públicos, como los demás implicados. El joven fue entregado a sus padres y los hechos se pusieron en conocimiento de la Fiscalía de menores.

    A los tres mayores de edad, Noureddine Z., de 29 años, y Mohamed A., de 40 años, ambos de nacionalidad marroquí, y Dumitru T., de 43 años y origen rumano, el juez les imputa un delito de daños y otro de desórdenes públicos. Los otros dos detenidos, menores de edad, ya pasaron a disposición de la Fiscalía de Menores y quedaron bajo la tutela de sus padres o tutores.

    Según informó la Policía catalana, los detenidos también colocaron anteriormente en las vías una bombona de butano, una batería de coche, un pilón de hormigón y un fregadero metálico. Los Mossos han recuperado la bombona, la batería y el fregadero y estos dos últimos objetos también tienen señales de haber sido embestidos por algún convoy.

    Sobre las 15.45 horas los Mossos recibieron el aviso de que un fragmento de raíl se había clavado en la cabina de conductor, agujereó el suelo y arrancó dos asientos de un vagón de pasajeros que estaban vacíos.

    Aunque el conductor vio el objeto en medio de la vía, no pudo frenar lo suficiente para evitar pasar por encima. Por ello, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) denunció el lunes ante los Mossos el "acto vandálico", que provocó la avería del tren, un regional de Renfe que cubría la línea Barcelona-Portbou.

    El incidente no provocó heridos. Los pasajeros tuvieron que bajar del ferrocarril y, más tarde, subieron a otro que les llevó hasta su destino.

    Tras las primeras investigaciones, el lunes fueron detenidos Noureddine Z., marroquí, y los dos primeros menores de edad. El martes fue arrestado Mohamed A., también marroquí, y Dumitru T., rumano, fue detenido el miércoles. Todos son vecinos de Girona.