6 de abril de 2020
11 de mayo de 2008

La Torre Bellesguard de Gaudí estará sujeta a una grúa hasta que se restaure

La Generalitat determinó a finales de abril el entorno de protección del edificio

BARCELONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Los Bomberos de la Generalitat revisaron hoy la Torre Figueres Bellesguard de Barcelona, del arquitecto Antoni Gaudí, para poder garantizar la estabilidad del pináculo y la cruz que coronan el edificio centenario.

Tras la aparición de grietas en los últimos meses, el viento y las precipitaciones de los últimos días han empeorado la situación.

Por eso, los Bomberos de la Generalitat realizaron una intervención de urgencia y decidieron instalar una grúa que sujetará la cruz superior --de cuatro brazos-- desde hoy hasta que se realice el proyecto de intervención global que se está redactando.

Técnicos municipales y de la propiedad ya habían visitado la finca el viernes para ver el alcance de las fisuras y deformaciones. Y este sábado la visitó el cuarto teniente de alcalde y máximo responsable de urbanismo, Ramon Garcia-Bragado.

Ayer se comprobó que las grietas del pináculo habían crecido más desde que los propietarios, la familia Guilera, habían alertado de las patologías del edificio. Hoy acudió el jefe municipal de Patrimonio, Jordi Rogent.

BIEN CULTURAL DESDE 1969.

El edificio se construyó en la primera década del siglo pasado y está en el barrio de Sant Gervasi, junto a la Ronda de Dalt.

El 22 de abril, la Generalitat de Catalunya delimitó el entorno de protección del edificio, ya que aún no existía este instrumento de protección global de la torre, pese a estar declarada Bien Cultural de Interés Nacional desde 1969.

La delimitación llegó tras los informes favorables del Consejo Asesor del Patrimonio Cultural Catalán y del Institut d'Estudis Catalans (IEC).