19 de septiembre de 2019
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • 20 de octubre de 2008

    El tripartito de Girona pacta el presupuesto municipal de 2009 pese a discrepancias en el proceso de elaboración

    GIRONA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La alcaldesa de Girona, Anna Pagans (PSC), presentó un presupuesto para el 2009 de 104,23 millones de euros, lo que representa un incremento del 6,9% y un plan de inversiones de 12,7 millones de euros. Después de semanas de negociaciones, el tripartito municipal consiguió llegar a un acuerdo que mantiene la unidad en el gobierno después de tambalearse porque ICV-EUiA no aceptaba las partidas.

    Una de las partidas más importantes del Plan de Inversiones para el próximo año son los dos millones de euros para el Plan de Barrios de Santa Eugenia-Can Gibert, la guardería de Montilivi (1,5 millones), la guardería de la Devesa (1,2 millones), la Plaza Calvet i Rubalcava (0,8 millones) y el Plan de alumbrado que tiene un partida de 0,55 millones. Además de una partida para el polémico pabellón deportivo de la Devesa de 0,31 millones.

    "Podemos presentar unos presupuestos que se ajustan a los momentos económicos difíciles que estamos atravesando" sin renunciar a que Girona "progrese" con el mismo modelo de ciudad. La alcaldesa también dijo que las cuentas municipales están "abiertas" a las fuerzas de la oposición (PP y CiU) ya que "pueden ser asumidas" por sus concejales.

    La máxima autoridad de la ciudad subrayó que el "plan de austeridad" les obliga a ser "preventivos en los ingresos y en la ejecución". Una de las medidas "simbólicas" para recortar el presupuesto es la congelación del sueldo de la alcaldesa, de los concejales con un régimen exclusivo y de todos los cargos de confianza.

    La teniente de alcalde de Hacienda, Maria Angels Freixenet, destacó que las grandes líneas del presupuesto son la congelación de los tipos impositivos, mantener el máximo nivel de inversión y conseguir "asegurar" la cohesión social. El presupuesto del próximo año "tiene una especial dificultad" por la situación de crisis que vive el país y que también afecta, según la concejal, a las arcas municipales.

    PRESUPUESTOS "PRUDENTES"

    "Estos son unos presupuestos bajo la máxima prudencia", sentenció Freixenet, que dedicó gran parte de su intervención a dar explicaciones sobre la meticulosidad con la que han trabajado con todas las áreas del ayuntamiento para analizar "partida a partida" que inversiones se podían suprimir y así ajustarlas a las inversiones previstas con ajustes al "alza y a la baja".

    De esta forma, los impuestos se congelan, pero las tasas aumentan un 3,5%. Algunas de ellas, como el servicio de recogida de las basuras aumenta un 4,08%, al igual que la utilización de las piscinas que será de un 10%. Las zonas azules de aparcamiento, por ejemplo, se quedan igual que están en el presupuesto de 2008. Así, según Freixenet, se intenta no ahogar la economía de las familias.

    Por su parte la teniente de alcalde, Cristina Alsina (ERC), explicó que los últimos días fueron de "intensas negociaciones" entre todos los partidos del gobierno municipal para llegar a un acuerdo. "Hemos vivido una década de crecimiento sostenido y ahora estamos en otro escenario", matizó.

    La otra parte del triangulo municipal del Ayuntamiento de Girona, el teniente de alcalde de ICV-EUiA, Joan Olóriz, matizó el buen clima que escenificó Pagans en su defensa del presupuesto, detallando que tuvieron "dificultades" para "adelgazar el presupuesto en márgenes que son estrechos". "Que no os extrañe que hayamos tardado tanto", subrayó en su intervención.

    El incremento del 6,9% de las inversiones en comparación a 2008, a pesar de los recortes anunciados se detalla, según Freixenet, por las partidas del Estado y de la Generalitat y algunas contrapartidas que consiguió el Ayuntamiento como unos terrenos públicos para ampliar la superficie de Hipercor. Por el contrario, los impuestos indirectos fueron los que más bajaron.