28 de octubre de 2020
6 de febrero de 2020

El vecino de la acusada del crimen de la Guardia Urbana dice que escuchó una motosierra

El vecino de la acusada del crimen de la Guardia Urbana dice que escuchó una motosierra
La acusada Rosa Peral de 36 años, agente de la Guardia Urbana y novia del fallecido Pedro sentada en el banquillo en la Audiencia de Barcelona, a 3 de febrero de 2020. - DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Afirma que vio al padre de Peral el día siguiente y el fiscal le avisa de falso testimonio por esconder su relación con ella

BARCELONA, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

El vecino de la coacusada del crimen de la Guardia Urbana Rosa Peral ha dicho este jueves ante el Tribunal del Jurado que la mañana del 3 de mayo de 2017 --dos días después del asesinato-- escuchó una motosierra.

"¿No será vuestra la motosierra?", preguntó a Peral en un mensaje de Whatsapp que se ha leído en la sala, a lo que ella contestó que habían estado cortando árboles.

El cadáver de la víctima, el agente de la policía barcelonesa Pedro R., fue hallado dentro de su coche, calcinado y con las extremidades separadas del cuerpo.

El testigo ha detallado que oyó el ruido a media mañana del miércoles 3 de mayo, y que le molestó porque estaba durmiendo tras haber trabajado durante la noche del 2 al 3.

También ha asegurado que el día siguiente al crimen vio al padre de Peral ante su casa: el padre afirmó en su primera declaración que había visto a la víctima, Pedro R., mientras que en el juicio dijo que se había equivocado y a quien había visto era al vecino.

RELACIÓN CON PERAL

Ante la pregunta rutinaria sobre su relación con los acusados al inicio de la declaración, el testigo ha afirmado que su vínculo con Peral es de vecinos desde hace entre tres y cuatro años, y respecto al otro acusado, Albert López, ha afirmado que solo habían "coincidido cinco minutos".

Ha dicho que tenía una "amistad de vecino" con el exmarido de Peral, y que conoció a la víctima, Pedro R., cuando se mudó allí a finales en diciembre de 2016, y que hicieron salidas en moto juntos.

El fiscal, Félix Martín, ha expuesto varios mensajes de Whatsapp que el testigo intercambió con Peral, y él ha reconocido que "se mandaban fotos subidas de tono y mantuvieron un solo encuentro sexual", por lo que Martín le ha avisado de que estudiará si acusarle de falso testimonio al decir que su única relación era como vecinos.

RECIBIÓ UN WHATSAPP DE PEDRO R.

También ha explicado que el 2 de mayo, el día después del crimen, escribió un Whatsapp a la víctima, cuando aún no sabía que estaba muerto.

A preguntas de la defensa del otro acusado, Albert López, ha contestado que Pedro R. sí contestó al mensaje, y que él pensaba que se había ido de casa tras una discusión de pareja.

Se sospecha que Peral usó el móvil de la víctima durante unos días después del crimen para simular que seguía vivo, y su defensa alega que lo hizo obligada por López, a quien dice que temía.

DOS ANILLOS

Una amiga de Peral ha declarado que le dijo que se sentía "despechada" tras separarse de su exmarido, y ha asegurado que Pedro R., pareja formal de Peral en el momento del crimen, empezó a ir con sus amigas al día siguiente de divorciarse.

Ha relatado que el 8 de abril de 2017, cuando estaba con Peral y otras amigas en una terraza en Barcelona, López llegó con el uniforme policial, le entregó una cajita a la acusada y le dijo: "Por si te lo piensas".

"Se lo puso y ya llevaba un anillo: llevaba uno en cada mano", ha dicho sobre el anillo de compromiso que López regaló a Peral y el que ya le había dado Pedro R.

Peral expuso a sus amigas las dudas entre uno y otro hombre, aunque ha afirmado que finalmente se decantó por Pedro R., y al preguntarle el fiscal cómo explicó Peral su decisión, ha explicado que les dijo: "Viste y folla mejor".

Para leer más