12 de diciembre de 2019
  • Miércoles, 11 de Diciembre
  • 4 de julio de 2019

    La víctima de homicidio hallada en el río Congost en 2018 estaba embarazada de dos meses

    El juez dicta prisión provisional para su pareja, sospechoso de matarla

    BARCELONA, 4 Jul. (EUROPA PRESS) -

    La mujer hallada muerta el 9 de septiembre de 2018 en el cauce del río Congost en Granollers (Barcelona) estaba embarazada de dos meses y presuntamente fue su esposo quien la mató el 17 de julio del mismo año.

    Los Mossos d'Esquadra arrestaron el lunes al sospechoso en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) como presunto autor del homicidio, y el juez ha ordenado su ingreso en prisión provisional, en un auto recogido por Europa Press.

    La mujer desapareció el 17 de julio de 2018 y no fue hasta la tarde del domingo 9 de septiembre cuando una testigo halló su cuerpo en el río a su paso por Granollers, por lo que alertó a los Mossos.

    La División de Investigación Criminal (DIC) de Granollers abrió una investigación para localizar al autor o autores del crimen, que finalmente concluyó este lunes con la detención de este hombre de nacionalidad dominicana y 28 años, que pasó a disposición judicial el miércoles.

    INDICIOS CONTRA ÉL

    En el auto, el Juzgado de Violencia Sobre la Mujer 1 de Granollers determina que J.R.P.A. presuntamente mató a su pareja el 17 de julio de 2018 sobre las 2 horas de la madrugada en este municipio.

    El sospechoso manifestó a la policía que había tenido una discusión con su pareja "y que ésta se marchó del domicilio sin dar explicaciones y llevándose todas las pertenencias personales", y añadió que ella estaba embarazada de dos meses y que este era el motivo por el que se fue.

    Su cadáver, sin embargo, fue localizado el 9 de setiembre de 2018 en avanzado estado de descomposición, "faltándole la cabeza, que se encontraba dentro de una bolsa de plástico".

    La madre de la víctima "reconoció sin género de duda" un trozo de tela encontrado al lado del cadáver como parte de una sábana que tenía su hija en el domicilio, al igual que hizo la tía de la fallecida.

    UBICACIÓN A TRAVÉS DE LOS MÓVILES

    El juez también concluye que, a través de la obtención de datos móviles, el sospechoso y la víctima se encontraron el 17 de julio sobre las 2 horas en un punto cercano a donde se halló el cadáver.

    "La circunstancia de que se ubique a ambos en el mismo punto, junto con el hecho de que se localizara el cadáver también en la misma zona y con un trozo de sábana que procede del domicilio de ambos, entiendo que son indiciariamente determinantes de la participación del investigado en la muerte" de la mujer, dictamina el juez.