15 de octubre de 2019
12 de agosto de 2019

Los vigilantes del Aeropuerto de Barcelona critican que Trablisa les esconde información

Se quejan por la falta de información ante Inspección de Trabajo, que no acepta la denuncia

Los vigilantes del Aeropuerto de Barcelona critican que Trablisa les esconde información
Filtro de seguridad de la T2 en el Aeropuerto de BarcelonaEUROPA PRESS

EL PRAT DE LLOBREGAT (BARCELONA), 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los vigilantes de los filtros de seguridad del Aeropuerto de Barcelona-El Prat han criticado este lunes que Trablisa les esconde información sobre cómo se está desarrollando la huelga indefinida y de 24 horas convocada desde el viernes.

El asesor del comité de huelga, Juan Carlos Giménez, ha explicado que no tienen "ningún tipo de información" sobre los empleados que están acudiendo a trabajar, los horarios que están haciendo y si se están respetando sus derechos laborales, ha sostenido en declaraciones a Europa Press.

Giménez ha defendido que Trablisa, adjudicataria del servicio de seguridad en El Prat desde 2018, debería estar trasladando al comité de huelga o al comité de empresa estos datos para comprobar que la huelga se está desarrollando correctamente: "Es una vergüenza".

El comité de huelga se ha presentado este lunes ante Inspección de Trabajo de guardia para denunciar esta falta de información, pero Giménez ha sostenido que no les han aceptado la denuncia, han tirado "balones fuera" sobre sus demandas y les han dicho que la plantean por vía ordinaria, solución que ha subrayado que puede llegar a tardar en resolverse desde seis meses hasta un año.

SIN MEDIACIÓN "DE MOMENTO"

Giménez también ha asegurado que la huelga se mantiene y que no están teniendo contactos con Trablisa para desencallar la situación, además de negar que estén considerando iniciar una 'huelga de celo'.

Asimismo, fuentes de la Conselleria de Trabajo han informado a Europa Press que no hay convocada "de momento" ninguna mediación entre los trabajadores y la dirección de Trablisa.

La huelga de los vigilantes de los filtros de seguridad empezó el viernes con unos servicios mínimos del 90% y se ha desarrollado durante cuatro días sin incidentes en la operativa del Aeropuerto de Barcelona, pese a que se han producido algunos picos de colas para pasar los controles.