22 de octubre de 2020
23 de marzo de 2014

Ceuta despide a Suárez como "un ejemplo de dignidad" y propondrá darle su nombre a su nueva Biblioteca Pública

CEUTA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Ceuta que preside Juan Vivas (PP) ha "lamentado" este domingo la pérdida "irreparable" del expresidente de España Adolfo Suárez, "figura clave en el proceso de transición de España hacia la democracia". El líder del Ejecutivo local ha elogiado su actitud "dentro y fuera de la política" tras conocer su fallecimiento y, en un comunicado de prensa, le ha asignado "una manera de caminar por la vida basada en el diálogo, el encuentro, la moderación y el acuerdo".

El Gobierno autonómico propondrá ante el órgano competente que la ciudad autónoma homenajee a quien fue el primer galardonado con el Premio Convivencia dando su nombre a la Biblioteca Pública que abrió sus puertas a finales del pasado mes de diciembre.

Para el presidente Vivas, la figura de Adolfo Suárez es "una de las más importantes de toda la historia de España" porque, como "casi nadie duda", él y el Rey "fueron determinantes para la transición del país hacia la democracia, la libertad, la modernidad y la apertura al mundo". "Fueron mentes clarividentes y lúcidas para entender que la sociedad española quería alcanzar esa democracia y esa modernidad sin traumas, sin reproches del pasado, sin pasar factura", ha destacado para poner de relieve que articularon ese proceso sirviéndose "del entendimiento y la concordia".

El jefe del Gobierno ceutí ha recordado que Adolfo Suárez también es "una de las figuras históricas más apreciadas por los ceutíes". Suárez, en 1980, y José Luis Rodríguez Zapatero, en 2006, han sido los únicos inquilinos de La Moncloa que han visitado Ceuta en un viaje oficial como presidentes del Gobierno de España. "Fue el primer presidente del Gobierno de la España democrática que visitó Ceuta", ha rememorado Vivas, y el primer galardonado, en 1999, con el Premio Convivencia, "con el que Ceuta ha reconocido a notables e ilustres y que no pudo tener mejor inicio en cuanto a la persona designada en su primera edición".

En palabras de Juan Vivas, el primer presidente de la democracia obtuvo ese galardón "con todo merecimiento y como muestra del cariño de los ceutíes, que de esa forma reconocieron su trayectoria política, su servicio a España y su apuesta por la democracia y, de manera muy especial, subrayaron una actitud humana, una manera de ser y de caminar por la vida basada en el diálogo, el encuentro, la moderación y el acuerdo".

Esos mismos valores marcaron, a juicio del presidente Vivas, la forma de hacer política de Adolfo Suárez, a quien ha atribuido "una manera de ejercer en política pensando que el acuerdo siempre es posible y que la generosidad para renunciar tiene que ser pauta de comportamiento cuando se trata de abordar cuestiones esenciales".

Todo esto, ha ampliado el presidente, "manteniendo, al mismo tiempo, firmeza en las convicciones y en los principios, como evidenció su comportamiento durante el 23 de febrero de 1981". "Pasará a la historia como un ejemplo de dignidad", ha terminado Vivas.