9 de marzo de 2021
5 de diciembre de 2014

Desarticulada una red que introdujo en Marruecos 265 coches robados en dos años

Desarticulada una red que introdujo en Marruecos 265 coches robados en dos años
EUROPA PRESS/GUARDIA CIVIL

MELILLA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil de Melilla ha desarticulado un "grupo criminal" acusado de introducir 265 vehículos falsificados en Marruecos en dos años, la inmensa mayoría robados en su mayoría en Europa, tras detener a cuatro integrantes de la red si bien no se descartan más arrestos.

   Según ha informado a Europa Press un portavoz de la Comandancia de Melilla, la denominada operación 'Binar', desarrollada en la ciudad española del Norte de África bajo la supervisión y dirección del Juzgado de Instrucción número 5 de la ciudad, ha procedido a la desarticulación de la banda.

   Este grupo, según ha señalado, estaba perfectamente estructurado, jerarquizado, especializado e ideado "a fin de llevar a cabo una serie de delitos continuados de falsificación de vehículos, los cuales, una vez realizada la correspondiente manipulación, eran introducidos posteriormente desde Melilla al país vecino de Marruecos".

   El portavoz policial ha detallado que la operación arrancó a principios del presente año, tras las primeras indagaciones que hicieron sospechar que determinados modelos de vehículos, que llegaban a la ciudad procedentes de diversos países comunitarios, podían ser objeto de manipulación posterior en la ciudad para introducirlos en Marruecos.

   Con ello evitaban por un lado los fuertes aranceles a satisfacer por la importación en el país magrebí o su rastro si se trataba de vehículos sustraídos.

MODUS OPERANDI

   Según ha explicado la citada fuente, el 'modus operandi' que empleaba esta organización consistía en adquirir en Melilla determinados modelos y marcas de vehículos, de las mismas características de los que frecuentemente llegaban a la ciudad procedentes de diversos países comunitarios, a los cuales les ponían las placas de matrícula y manipulaban su número de bastidor.

   Una vez realizadas dichas modificaciones lo podían pasar a Marruecos con la documentación original de un vehículo matriculado en Melilla, sin levantar sospechas.

   "De esta forma fraudulenta, perfeccionaban la exportación del vehículo evitando pagar los fuertes aranceles por la importación de los mismos en el vecino país si el vehículo era legal, o la pérdida y rastro del mismo, si era sustraído", ha recalcado.

   La investigación, según el portavoz, ha resultado muy laboriosa y espaciada en el tiempo, y en la misma los agentes pudieron constatar la existencia del grupo organizado, que planificaba y ejecutaba las actividades delictivas, para lo cual, llegaban a registrar a su nombre los vehículos que adquirían en Melilla y luego manipulaban.

   En esta fase, se ha investigado y constatado que la organización ha introducido en Maruecos por dichos procedimientos un total de 265 vehículos en los dos últimos años, muchos de ellos vehículos que llegaban a la ciudad con matrículas provisionales de exportación de territorio comunitario, "si bien se tiene la sospecha que otros muchos pudieran ser vehículos sustraídos en dichos países", ha asegurado el portavoz policial.

   La operación se ha saldado con la detención de cuatro personas y la imputación de otra, que conformaban el grupo organizado, algunos de ellos formando parte de la misma familia o con vínculos familiares entre ellos, todos varones, de nacionalidad española o nacionalizada y  con residencia en la ciudad.

   La actuación, que se ha llevado a cabo por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia, continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Para leer más