26 de febrero de 2021
17 de enero de 2021

Las empresas del juego en línea sostienen en Ceuta más empleo regular directo que las naves del porteo a Marruecos

Las empresas del juego en línea sostienen en Ceuta más empleo regular directo que las naves del porteo a Marruecos
Trabajadores de empresas tecnológicas de las apuestas de juego. - SERVICIOS TRIBUTARIOS DE CEUTA

CEUTA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Las 26 empresas tecnológicas del sector de las apuestas en línea y auxiliares implantadas en Ceuta durante los dos últimos años tras la entrada en vigor de una bonificación del 50% en su impuesto específico ya sostienen más empleo regular directo en la ciudad autónoma, 230 puestos de trabajo, que lo que sumaban las naves dedicadas al comercio transfronterizo junto a la frontera del Tarajal, según las estimaciones del Organismo Autónomo Servicios Tributarios (OAST).

El presidente de la Ciudad, Juan Vivas (PP), ha incluido entre las prioridades estratégicas de su Ejecutivo para 2021 "perseverar en el empeño de atraer la localización de empresas, en particular del sector de la economía digital, y de divulgar los atractivos de Ceuta, no solo los de naturaleza económico y fiscal, sino también los que tienen que ver con el carácter de un territorio español y europeo, abierto, cosmopolita, amable, acogedor y confortable".

Desde 2018 la ciudad autónoma ha conseguido atraer a 16 operadoras de juego en línea y proveedoras de servicios procedentes del extranjero, "sobre todo de Gibraltar o Malta, pero también de otros países europeos y extracomunitarios", y a diez que ya estaban asentadas en otros puntos del territorio nacional, según ha detallado en declaraciones a Europa Press el director gerente del OAST, Enrique Reyes.

El número de empleos regulares directos mantenidos por el sector en la ciudad superará durante los próximos meses los 300 en cerca de 4.000 metros cuadrados de oficinas con el aterrizaje en la ciudad de compañías como GVC-Bwin o BET365, que se sumarán a 888, Betfred, Sportium, Luckia, Playtech, Gamesys o Suertia.

Para pagar un 10% de sus beneficios en lugar de un 20%, como en el resto de España, las compañías asentadas en Ceuta deben estar "efectivamente radicadas" en la ciudad. El Ministerio de Hacienda exige que más de la mitad de su plantilla esté adscrita a su sede local y tenga en la localidad española norteafricana su residencia habitual; que más del 50% de la masa salarial corresponda a esos trabajadores; y que el conjunto de servicios recibidos por la operadora de otras empresas del grupo no supere idéntico porcentaje del total de sus costes.

La ciudad autónoma presume de ofrecer "la mejor fiscalidad de Europa" a las empresas de economía digital gracias a la bonificación del Impuesto del Juego, la reciente modificación de la Ley del IVA que ha blindado su exención efectiva y su ventajoso marco tributario en Sociedades, IRPF, cotizaciones a la Seguridad Social, etcétera.

El Gobierno de Ceuta aspira a que, a medio y largo plazo, el sector tecnológico pueda llegar a ocupar en el PIB local un peso similar (20-25%) al que alcanzó el comercio transfronterizo antes de las limitaciones impuestas por Marruecos a su desenvolvimiento y del cierre del paso del Tarajal por la declaración de la pandemia de la Covid-19.

Para impulsar ese "cambio de paradigma económico" el Ejecutivo autonómico prevé presentar la construcción de un "centro tecnológico" como proyecto susceptible de ser financiado con fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia de la UE. Esa es actualmente la "principal demanda" de las empresas para seguir creciendo en Ceuta una vez garantizada la cobertura de sus necesidades de telecomunicaciones con el tendido de dos cables submarinos de fibra óptica hasta la costa andaluza.