8 de abril de 2020
2 de noviembre de 2014

Encarcelado un matrimonio y un trabajador a su cargo por maltratar a su empleada de hogar

MELILLA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Policía ha rescatado a una empleada de hogar que estaba siendo explotada laboralmente y maltratada en un domicilio de Melilla. La justicia ha ordenado el ingreso en prisión de las tres personas implicadas, entre ellos el matrimonio para el que trabajaba, que están acusadas de delitos de trata de seres humanos, contra los derechos de los trabajadores, detención ilegal y malos tratos.

   Según ha informado este domingo a Europa Press un portavoz de la Jefatura Superior, agentes de la Policía Nacional, en una actuación realizada en colaboración con la Policía Local, han rescatado a una joven explotada laboralmente y maltratada en un domicilio de Melilla.

   La operación se inició cuando agentes de Policía Local fueron alertados de que había una mujer en una casa con lesiones visibles que pedía auxilio. Los agentes acudieron a la dirección y vieron a una mujer de nacionalidad marroquí, realizando labores domésticas, que presentaba lesiones en la cara. Al no entender el idioma, mediante gestos le dijeron que abriera la puerta, indicándoles que no podía por que estaba cerrada.

   En esos momentos los agentes se pusieron en contacto con agentes de la Brigada de Extranjería que se desplazaron urgentemente al lugar. Una vez allí se entrevistaron con una mujer que decía ser la dueña y que negó que hubiera otra persona en la casa. Momentos después apareció su marido, manifestando lo mismo. La vivienda estaba dividida en dos partes, y en la superior vivían sus padres que se encontraban de viaje.

   Mientras se mantenía dicha conversación, los agentes que se encontraban en el otro acceso de la casa vieron cómo un hombre, que manifestó ser empleado de la familia, sacaba a una joven del domicilio, obligándola a salir. La chica presentaba varias lesiones en su rostro, por lo que se hicieron cargo de la mujer, observando en un primer momento que presentaba diversas lesiones en los brazos y la cara.

   La víctima fue llevada inmediatamente al Centro de Salud para que fuera atendida de sus lesiones y posteriormente trasladada a la Jefatura de Policía, donde se le tomó declaración y se le advirtió de todas las acciones a seguir. Durante la toma de declaración, la víctima informó a los agentes de los golpes que sufría así como de todas las humillaciones a las que era sometida. El matrimonio y otro empleado de ellos resultaron detenidos.

   El portavoz policial ha indicado que en ese momento se activó el Protocolo Marco de Protección de víctimas de Trata de Seres Humanos, informándole del artículo 59 bis de la Ley de Extranjería y dando cuenta a las ONGs correspondientes para darle el máximo apoyo y protección, ingresándola así en una casa de acogida.

   Tras ser puestos a disposición judicial, el Juzgado de Instrucción número 2 de los de Melilla ordenó el ingreso en prisión de los tres arrestados. Los hechos han sido puestos en conocimiento de la Inspección Provincial de Trabajo de la Ciudad por si los detenidos pudieran haber incurrido en alguna actividad sancionable.

Para leer más