21 de febrero de 2020
22 de enero de 2020

El expresidente de Vox Melilla mantiene "de momento" el escaño en la Asamblea tras dimitir por unos audios

Dice que las grabaciones "fueron manipuladas" por al menos "dos traidores

El expresidente de Vox Melilla mantiene "de momento" el escaño en la Asamblea tras dimitir por unos audios
Jesús Delgado Aboy, expresidente de Vox en Melilla, en una imagen de archivo - VOX - ARCHIVO

MELILLA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

Jesús Delgado Aboy, tras su dimisión el pasado lunes como presidente de Vox Melilla, ha anunciado este miércoles que "de momento" sigue con el acta de diputado de Vox en la Asamblea a pesar de sus críticas a Vox España y sus dirigentes nacionales, entre ellos Santiago Abascal y Javier Ortega-Smith, y avanza una querella contra al menos dos personas que cree que filtraron los audios de sus polémicas palabras, a los que tachó de "traidores".

En rueda de prensa, Delgado ha asegurado que seguirá en Vox y con su escaño, aunque avanza que no presentará su candidatura a la presidencia del partido en el congreso que tendrá que celebrar la formación tras su marcha por unos audios que tacha de "manipulados" por al menos dos dirigentes locales de Vox pero que podrían ser más porque "esto era contubernio" de varias personas en su contra.

El aún parlamentario autonómico de Vox Melilla ha indicado que la grabación en la que dice que Vox España se creó "para el lucro de cuatro o cinco personas" y criticaba a Abascal y Ortega-Smith "es un corta y pega".

Según Delgado, en el momento el que pronunciaba esas palabras "estaba leyendo un wasap que había recibido y que decía que era triste que el partido se hubiera creado para el lucro de cuatro o cinco pero esa primera parte de la grabación no sale, solo donde sale mi voz pronunciando esas palabras" en las filtraciones que se produjeron a la prensa.

GRABADO EN CASA

Jesús Delgado Aboy ha apuntado que lo ocurrido en su formación en Melilla "ha sido de película de espionaje" al tiempo que ha aseverado que las grabaciones ocultas se realizaron en reuniones en su domicilio particular y en el despacho del asesor jurídico del grupo, por lo que tienen la seguridad de conocer la identidad de los mismos.

"Son dos, pero podrían ser más porque esto era un contubernio contra mi persona" ha insistido, para añadir que los objetivos de esta operación "son de tipo económico, crematístico, de liderazgo en el partido de unos traidores y de intentar subir puestos en Vox".

El diputado, que ocupa uno de los dos escaños que tiene Vox en la Asamblea de Melilla, ha anunciado una querella contra dos personas pero que podría ser ampliable a más, a las que acusa de la comisión de al menos dos delitos, "porque atentan contra mi intimidad y contra le ley de protección de datos".

Por último, Delgado ha anunciado la visita de miembros de la dirección nacional la próxima semana a Melilla para crear una gestora y a los que volverá a exponer la necesidad de expulsar "a estos traidores del partido", algo que, no obstante, admite que no pudo lograr el lunes en el encuentro que mantuvo en Madrid y que motivaron la presentación de su dimisión como presidente del partido.

Contador

Para leer más


Lo más leído