6 de junio de 2020
1 de abril de 2020

Los familiares de la Residencia de Mayores de Melilla denuncian que el personal usa bolsas de basura para protegerse

Los Bomberos de la ciudad, "de forma voluntaria y fuera de servicio", han desinfectado este miércoles este centro dependiente del Imserso

Los familiares de la Residencia de Mayores de Melilla denuncian que el personal usa bolsas de basura para protegerse
Los bomberos desinfectan la Residencia de Mayores de Melilla - CIUDAD AUTÓNOMA DE MELILLA

MELILLA, 1 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los familiares de la Residencia de Mayores de Melilla, tras el primer caso positivo detectado este martes, han denunciado este miércoles que los trabajadores trabajan sin el material necesario de protección, al usar bolsas de basura como equipos para no contagiarse, y solicitan que se les realice los test por covid-19 a los 200 empleados y los 120 mayores que atienden. Esta petición ha coincidido con una acción voluntaria de los Bomberos de Melilla, que han desinfectado este miércoles las instalaciones, tras atender la petición del Imserso, organismo oficial del que depende.

A través de un comunicado de prensa, los familiares de los residentes han reclamado que se realicen las pruebas del coronavirus a los residentes y a los trabajadores de la residencia. "Son personas frágiles que tenemos que proteger a toda costa" han subrayado, para añadir que "es necesario saber si hay personal y residentes que sean portadores y por lo tanto sean asintomáticos y que puedan estar propagando la enfermedad".

Estas personas han señalado igualmente que "ya se sabe que hay una auxiliar que ha dado positivo" y por ello se han preguntado "¿a qué estamos esperando, a que ocurra lo mismo que en la península?", donde las residencias de mayores han sido de los lugares más golpeados de forma trágica por este enfermedad.

BOLSAS DE BASURA

En su nota, han apuntado que también creen necesario que los turnos se vean reforzados con más auxiliares y enfermeros debido a la nueva situación originado por el positivo de una residente, "para aliviar el duro trabajo de los mismos y que los residentes tengan una mejor atención ya que tienen un confinamiento individual".

En este sentido, han exigido que se dote al personal del material necesario para su protección personal para evitar posibles contagios y contagiar a los residentes, concretamente batas, mascarillas y guantes. "Hemos visto que sus Equipos de Protección Individuales (EPI) se lo han tenido que hacer ellos con bolsas de basura; que las mascarillas no eran las adecuadas y todo para proteger a los residentes y a ellos mismos".

Además, han resaltado que el traslado de pacientes del Hospital Comarcal de Melilla a la Residencia les parece un despropósito. "Siendo el hospital un foco de infección no nos parece lógico que se trasladen a pacientes a la Residencia y en el caso de hacerlo que inicialmente se le realicen las pruebas oportunas para evitar que pueda aparecer un positivo una vez haya sido trasladado". "Solo pedimos --han proseguido-- que el personal que vaya a trabajar este tranquilo y pueda realizar su trabajo con todas las garantías ya que ellos son los que velan por la seguridad de nuestros familiares".

Por último, han recado que los trabajadores de la Residencia de Mayores "son los que le brindan el cariño, los cuidados, las atenciones. Necesitamos también nosotros esa tranquilidad".

El comunicado de los familiares ha coincidido con el anuncio realizado por el Gobierno de Melilla de que los Bomberos de la ciudad, "de forma voluntaria y fuera de servicio", han desinfectado este miércoles el Centro Polivalente de Servicios para Personas Mayores. El Ejecutivo ha subrayado que la Ciudad "responde así a la petición de esta residencia" dependencia del Instituto de Servicios Sociales y Mayores (Imserso).

Para leer más