23 de septiembre de 2019
  • Domingo, 22 de Septiembre
  • Sábado, 21 de Septiembre
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • Martes, 17 de Septiembre
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • Viernes, 13 de Septiembre
  • 29 de septiembre de 2018

    El Gobierno de Ceuta ha depurado más de 4.000 empadronamientos ilegales desde 2013 y ha evitado "20.000"

    CEUTA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

    El Gobierno de Ceuta ha dado de baja en el Padrón municipal a un total de 4.088 personas durante los últimos cinco años y estima que con su política de combate de la residencia "ilegal, irregular o ficticia" en la ciudad autónoma ha generado un "efecto contrario al de llamada" que ha evitado la inscripción de "20.000 personas" que hubiese intentado "acceder a ayudas a las que no tienen derecho" por ese camino.

    Según ha destacado el consejero de Gobernación del Ejecutivo autonómico, Jacob Hachuel (PP), con esta política se ha logrado "erradicar" los denominados "pisos-patera" en los que había "diez, quince o veinte personas empadronadas" y, además, se ha espantado a "mucha gente que se ha dado cuenta de que les pillamos".

    Además, el Gobierno que preside Juan Vivas está ahora "estudiando" la posibilidad de exigir "responsabilidades penales" a quienes, para intentar empadronarse sin vivir realmente en la ciudad, aporta "documentación fehacientemente falsa" para conseguirlo.

    En lo que va de 2018 se han formalizado 285 bajas en el Padrón y la próxima semana se prevé formalizar "otras 250". En 2013 se hizo lo propio con 741 personas y al año siguiente se batió un récord al alcanzar a 1.476, cifra que se redujo a 690, 626 y 555 en cada uno de los tres ejercicios posteriores, respectivamente.

    El Ejecutivo autonómico ha puesto de relieve que estas cifras se han conseguido pese a que los procedimientos a seguir son "extremadamente proteccionistas". Las investigaciones se inician de oficio o a instancias de ciudadanos que "a diario" alertan de la existencia de falsos vecinos que no viven donde consta oficialmente, "ya sea porque han logrado plaza en un colegio y ellos no, porque compaginan el cobro de una ayuda con un sueldo, etcétera".

    Los policías deben visitar "al menos tres veces en días y horarios distintos y hacer averiguaciones a través de vecinos sobre si trabajan y dónde". Según Hachuel, "si el informe es negativo se tramita una incidencia con dos trámites de alegaciones que, en caso de no utilizarse, derivan en su publicación en el BOE y en una propuesta de baja al Consejo de Empadronamiento en un plazo de aproximadamente tres meses".

    La Ciudad Autónoma trabaja en este campo "de la mano de distintas entidades como el Imserso, la Seguridad Social, el Servicio de Empleo Público, el Ministerio de Educación, la Agencia Tributaria, la Policía Nacional y Asuntos Sociales, entre otras, para frenar uno de los mayores perjuicios que se causan a quien realmente necesita ayudas, está bien empadronado y reside en Ceuta".

    La población de Ceuta pasó en apenas cuatro años, los primeros de la crisis económica, de los 77.389 residentes que reflejaba el Padrón a fecha 1 de enero de 2008 a los 84.018 de principios de 2012. En 2014 tocó techo con 84.963 y el último dato del INE, referenciado a comienzos de 2017, la situaba estancada en 84.959 habitantes.