21 de septiembre de 2019
  • Viernes, 20 de Septiembre
  • Jueves, 19 de Septiembre
  • Miércoles, 18 de Septiembre
  • Martes, 17 de Septiembre
  • Lunes, 16 de Septiembre
  • Domingo, 15 de Septiembre
  • Sábado, 14 de Septiembre
  • Viernes, 13 de Septiembre
  • Jueves, 12 de Septiembre
  • Martes, 10 de Septiembre
  • 10 de enero de 2009

    Melilla pedirá a Zapatero que el Estado abone 31 millones de euros de deuda que se registra anualmente

    MELILLA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del Ejecutivo de la Ciudad Autónoma, Daniel Conesa, explicó hoy que el presidente de Melilla, Juan José Imbroda, reivindicará en la reunión que mantendrá con Zapatero el próximo miércoles, los 31 millones de euros anuales que le supone tener que cubrir, con dinero propio, la gestión de las materias transferidas por el Estado y aquellas en las que colabora, como en Educación, dado que la aportación nacional es insuficiente.

    En declaraciones a los periodistas, Conesa apuntó que al margen de las ayudas que le correspondan a la Ciudad Autónoma del nuevo sistema de financiación autonómica, Imbroda pedirá a Zapatero que "se abone el coste real de la gestión de las materias transferidas a la Melilla".

    En este sentido, apuntó que "en estos momentos las arcas municipales cubren la diferencia entre lo que se percibe del Estado y lo que cuesta realmente la prestación de estos servicios".

    El portavoz gubernamental indicó por ello que "la deuda se ha cifrado en unos 31 millones de euros anuales, que incluye tanto las materias gestionadas por la Ciudad como la colaboración melillense en aquellas otras que aún siguen en manos del Gobierno central, como es en Educación".

    Zapatero recibirá conjuntamente en La Moncloa el próximo miércoles, a partir de las 10,00 horas, a los presidentes de Ceuta y Melilla, Juan Vivas y Juan José Imbroda, para oír cuáles son sus planeamientos de cara a la financiación, entre ellos los problemas propios de las dos ciudades debido a su situación de frontera con Marruecos, su reducido tamaño y la "presión migratoria tremenda" que registran.