15 de agosto de 2020
10 de julio de 2020

Una niña diabética bloqueada en Marruecos hace 4 meses por el cierre fronterizo pide un pasillo humanitario a Melilla

Una niña diabética bloqueada en Marruecos hace 4 meses por el cierre fronterizo pide un pasillo humanitario a Melilla
Coches en la frontera de Melilla - DELEGACIÓN DEL GOBIERNO - ARCHIVO

MELILLA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Una niña melillense diabética de 11 años atrapada con su familia en Marruecos ha redactado una carta de desesperación para pedir un pasillo humanitario que les permita volver a Melilla y regresar a casa para lograr su medicación. La menor no entiende que les exijan ir hasta un puerto de Francia cuando están a pocos minutos de la ciudad española, tras quedar bloqueados en Nador por el cierre fronterizo del 13 de marzo que decretaron las autoridades marroquíes para controlar la crisis del coronavirus.

En la misiva manuscrita de Malak B., a la que ha tenido acceso Europa Press, la pequeña ha explicado que es una de las personas atrapadas en Marruecos, junto a su familia y en la actualidad están acogidos en la casa de sus abuelos. Su petición de ayuda, ha añadido, se debe a que "en mi caso soy diabética y necesito insulinas y controles médicos, y además ya se me han pasado las citas de revisiones de riñones, ojos y vacunas".

La estudiante de Primaria en un centro público melillense ha subrayado que "en Marruecos también hay insulinas, pero no son las mismas y producen otros efectos, y aunque hubiera de la misma marca, no las podríamos pagar".

Malak B. ha detallado que además de la insulina que adquirían en Melilla con el correspondiente descuento de la Seguridad Social, por la situación económica de su familia, "necesito sensores que utilizo uno cada dos semanas, agujas que uso siete cada día y tiritas que dependen de cada bajada y subida, pero aquí están demasiado caras y no tenemos ingresos".

En la carta, la menor ha destacado que "exijo un pasillo humanitario" para poder regresar a su hogar, situado justo detrás de la frontera, a escasos kilómetros, y por ello rechaza las nuevas exigencias impuestas por Marruecos para la entrada y salida de su país. "Nos dicen que hay que ir hasta Francia y pagar análisis del Covid-19, cuando no tenemos dinero ni para comer".

Por todo ello, ha manifestado su deseo de que abran un pasillo humanitario después de cuatro meses bloqueados en Marruecos: "Quiero volver a mi vida, a mi casa y con mis amigos. Ya no se puede aguantar más, llevo 11 años en Melilla y nunca me he quedado más de un mes fuera de la Ciudad. Quiero que España nos dé una solución", antes de concluirla misiva expresando su deseo de que la misma llegue a las autoridades de Melilla.

Para leer más