7 de junio de 2020
12 de agosto de 2008

La oposición eleva la deuda del Gobierno de Melilla por encima de los 100 millones de euros

MELILLA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

Coalición por Melilla (CPM), principal partido de la oposición, aseguró que, según sus cálculos, la deuda de la Ciudad Autónoma de Melilla con acreedores y entidades bancarias supera los 100 millones de euros. En concreto, el diputado de CPM Adelharrim Sellam dio a conocer en rueda de prensa que los créditos contraídos a corto y largo plazo por la Administración local arrojan un saldo de unos 104 millones.

Según explicó Sellam, la deuda bancaria de la Ciudad asciende a 48,3 millones de euros, a lo que habría que añadir unos 2,7 millones por el leasing suscrito para la compra del Cine Nacional, algo más de 100.000 euros por el crédito solicitado para la renovación de vehículos del Parque de Bomberos, y los créditos que "arrastran" las sociedades públicas Emvismesa (Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo de Melilla S. A.) y Promesa (Proyecto Melilla S. A.) que se elevan hasta los 2 y 7,4 millones de euros respectivamente.

Por su parte, según los datos que maneja CPM, el saldo de los acreedores a corto plazo se acerca a los 44 millones de euros. "Le debemos a las empresas casi tanto como a los bancos", manifestaba el diputado cepemista, sobre los pagos pendientes que tiene la Ciudad con sus proveedores.

Sobre esta última cuestión, Sellam ha querido destacar también otro dato que considera "mucho más alarmante" como es el incremento de la deuda contraída con los acreedores entre 2005 y 2006. Y es que, si hace poco menos de dos años y medio se debía 30,5 millones de euros, a finales del 2006 la cifra se había elevado hasta los 43,7 millones. Aun así, para el diputado de CPM este dato es aun mucho más alarmante si se tiene en cuenta que en ese mismo periodo de tiempo la cuantía de los deudores de la ciudad pasó de 16,3 millones de euros a poco más de 15 millones.

Según Sellam, buena parte de que se haya llegado a esta situación se debe a que Melilla cuenta con una Consejería de Hacienda "que no funciona" y a que su máximo responsable, Guillermo Frías, no convoca una comisión para abordar el "Plan de Ahorro" que ya se le ha solicitado desde la oposición. Por ello ve "un futuro bastante negro para la ciudad".