27 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • Viernes, 24 de Enero
  • Jueves, 23 de Enero
  • Miércoles, 22 de Enero
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • Domingo, 19 de Enero
  • Sábado, 18 de Enero
  • 7 de enero de 2009

    Un pasajero olvida en el aeropuerto de Melilla y recupera una riñonera con 9.300 euros y 32 décimos de Lotería Nacional

    MELILLA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Un vigilante de seguridad del aeropuerto de Melilla encontró ayer martes una riñonera en un asiento de la terminal que contenía 9.300 euros, 32 décimos de la Lotería Nacional de 20 euros cada uno (640 euros en total) que un pasajero que había tomado el avión de Málaga se olvidó en la ciudad norteafricana. A través de la Guardia Civil, el propietario de la bolsa fue localizado en la capital de la Costa del Sol, un constructor melillense que había viajado junto con su esposa a Málaga, y tras justificar que era de su propiedad, recuperó sus pertenencias.

    Según informó hoy a Europa Press el propio vigilante que halló la riñonera, Francisco Andújar, jefe del equipo de Eulen Seguridad en el aeropuerto melillense, en principio "creía que era un juguete de un niño, sobre todo teniendo en cuenta que ayer era Reyes, pero ni por un momento me imaginaba qué había en su interior".

    Tras comprobar que en el interior de la bolsa que se ata a la cintura había también una factura con el nombre de Antonio M., el Instituto Armado consiguió ponerse en contacto con este melillense, que ya se encontraba en Málaga. Este le confirmó que se trataba de su bolso, que había olvidado en los asientos que hay situados junta a la salida de pasajeros. Un hijo suyo, tras ser convenientemente identificado, recogió el dinero, los billetes de Lotería Nacional y el pastillero con medicamentos.

    El propietario del dinero habló con el vigilante Francisco Andújar y tras darle las gracias le reconoció que "este es el mejor regalo de Reyes que me podían hacer" tras haber recuperado los 9.300 euros y los 32 décimos de lotería.

    El jefe del equipo del aeropuerto de Eulen-Seguridad admitió que se siente bien, porque al coger el bolso y ver que también había pastillas para el corazón", se preocupó por el propietario de la riñonera, "por si necesitara la medicación y comprobara que no la llevaba consigo".

    "Esta es la primera vez que me pasa una cosa así en mis años de vigilante de seguridad, porque al ver la riñonera lo primero que pensé es que era el juguete de un niño que se le había olvidado pero nunca llegué a imaginarme que se trataba de tanto dinero y billetes de Lotería", después de que procediera a su apertura, para su registro por cuestiones de seguridad.

    Entre los décimos, había varios del Sorteo Extraordinario de El Niño, muchos de ellos terminados en 15, como el 44.415. "No sé si habrán tocado, pero si es así, más alegre estaré porque es enorme la satisfacción que produce que un señor te diga: '¡No sabes el regalo de Reyes que me has hecho!'".