27 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • Viernes, 24 de Enero
  • Jueves, 23 de Enero
  • Miércoles, 22 de Enero
  • Martes, 21 de Enero
  • Lunes, 20 de Enero
  • Domingo, 19 de Enero
  • Sábado, 18 de Enero
  • 4 de abril de 2008

    Visto para sentencia el juicio en Ceuta por la muerte a balazos en 2005 de Munir con Ali Ali Ahmed como único acusado

    CEUTA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

    La Sala VI de la Audiencia Provincial de Cádiz en Ceuta ha dejado visto para sentencia el juicio con el que se aclarará el asesinato del joven Munir, ocurrido en el año 2005, y por el que ha quedado como único acusado Ali Ali Ahmed, hermano de Mohamed Ali Ahmed, para quien finalmente la acusación particular ha retirado definitivamente los cargos por "falta de pruebas concluyentes".

    Según informaron a Europa Press fuentes judiciales, tanto la acusación como el fiscal han solicitado para el único acusado por la muerte a balazos del joven Munir, una pena de catorce años de prisión por homicidio, uno por tenencia ilegal de armas y 300.000 euros de indemnización a la familia del fallecido.

    Finalmente, la Fiscalía ha incrementado la pena inicial de doce años, al tener en cuenta un agravante de abuso de superioridad. Decisión a la que se ha sumado la acusación particular, que por el contrario ha rebajado la pena, de los veintisiete años que solicitó en un principio para los dos hermanos, a los quince definitivos, y sólo para uno, aludiendo al "abuso de aturidad".

    Por su parte, la defensa ha solicitado la absolución de todos los cargos, para el acusado, negando las versiones presentadas tanto por la acusación, como por la Fiscalía, asegurando que durante el juicio "no se ha encontrado ningún hecho probatorio que relacione a Ali con la muerte de Munir".

    Los hechos ocurrieron el 31 de marzo de 2005, en la barriada Príncipe Alfonso de Ceuta, cuando, supuestamente Ali Ahmed, y según la parte acusadora, Alí tenía una fuerte enemistad con su vecino Munir, que le llevó a matarle, disparándole hasta en siete ocasiones a órganos vitales con el ánimo de causarle la muerte.