4 de marzo de 2021
30 de marzo de 2014

Nueve alertas a la hora de merendar, ¡No te descuides!

Nueve alertas a la hora de merendar, ¡No te descuides!
TWITTER

MADRID, 30 Mar. (CHANCE) -

   Es cierto que las mujeres somos más propensas a preocuparnos por cuidar nuestra línea, aunque los hombres últimamente no se quedan muy atrás. Pues bien queremos ayudarte a comer de forma saludable, sin restricciones pero tampoco con excesos. A continuación explicaremos nueve cosas que debemos de tener en cuenta a la hora de merendar para mantener la línea y a la vez no matar a nuestro estómago de hambre.

   La merienda es uno de los hábitos básicos de cualquier dieta, a si que apréndete los nueve mandamientos para que ésta se convierta en tu aliada y no en un obstáculo.

LOS NUEVE MANDAMIENTOS DE LA MERIENDA

   - Acepta los caprichos pero no te pases de la raya. Si te apetece un helado, adelante, pero no te compres un brownie con helado extra grande, di no a los excesos.

   - Si eres de la que combinas la dieta con ejercicio además, procura hacer una merienda post work out, es decir, una merienda que contenga proteínas. Puedes hacer otra más ligera unos 40 minutos antes para no quedarte con hambre. Los bananos y dátiles te vendrán bien.

   - Es muy, muy importante beber agua. Casi igual de importante que seguir la dieta a rajatabla. Acostúmbrate a que después de cada bocado tomes un trago de agua y así te sentirás más satisfecha por más tiempo.

   - El triunfo está en mantenernos moderadas pero si no tienes idea de las porciones adecuadas, siempre debes medir lo que comes. No empieces a comer directamente del paquete de embutido porque acabarás perdiendo el control y comiéndotelo todo.

   - Se te ha olvidado o no te ha dado tiempo de almorzar o desayunar. No pasa nada, como ya hemos dicho no se trata de matar a nuestro estómago de hambre. Lo que no consumiste durante esas dos comidas, meriéndalo para consumir las calorías y nutrientes que necesitas para mantener una dieta equilibrada.

   - Casi tan importante como beber agua todo el rato, es comer lo más lento que puedas, saboreando bien para que tu cuerpo asimile que estás ingiriendo comida y te llenes más rápido. No te apures y come con tranquilidad, las prisas no son buenas. Disfruta de la comida.

   - Asegúrate de combinar y consumir proteínas, carbohidratos y grasas de manera alternada, para así mantener tus niveles de azúcar en la sangre estables.

   - No olvides jamás merendar, ya que ésta te ayuda a controlar la ansiedad y hace que no mueras en el intento de seguir tu dieta.

   - Si estudias o trabajas debes siempre llevarte tus meriendas para no terminar cayendo en la tentación de comprarte cualquier guarrería. Un buen consejo es que lleves encima siempre almendras o nueces, una buena opción saludable para cualquier descuido