26 de octubre de 2020
1 de octubre de 2020

Os contamos cómo fortalecer, con unos sencillos gestos, las uñas débiles y quebradizas

Os contamos cómo fortalecer, con unos sencillos gestos, las uñas débiles y quebradizas
Es importante cuidar nuestras uñas para que estén fuertes y sanas - SM CONTENT STUDIO

   MADRID, 1 Oct. (CHANCE) -

    Las uñas son una parte del cuerpo a la que en ocasiones, si les dedicamos menos atención de la necesaria, se debilitan, volviéndose quebradizas y sin vida. Factores como los esmaltes agresivos o abusar de productos de limpieza pueden hacer un daño irreparable a nuestras uñas y hacer que éstas se rompan con demasiada facilidad.

    "Las uñas son un indicador de la salud y si están quebradizas y débiles pueden ser síntoma de alguna carencia vitamínica, aunque también pueden deberse al abuso de esmaltes agresivos o productos de limpieza sin usar guantes al emplearlos. Al igual que el pelo, las uñas están formadas en su compleja estructura por vitaminas, por lo que una dieta pobre en vitaminas y minerales, o enfermedades como la anemia, puede ocasionar que las uñas se rompan más fácilmente o se abran en capas", desvela la farmacéutica Rocío Escalante, que añade que morderse estas partes del cuerpo habitualmente también es muy perjudicial para lucir unas uñas fuertes y sanas.

   Si quieres fortalecer tus uñas, te desvelamos unos fáciles consejos que, si incorporas a tu rutina de belleza, te serán de gran ayuda para presumir de unas manos bonitas. En primer lugar, procura limpiar bien tus uñas, recortarlas y limarlas una vez a la semana. Evita retirar las cutículas en casa, puesto que es más seguro que lo realice un profesional. Lo que sí debes hacer es hidratarlas con un aceite específico, para evitar los padrastros o pequeñas pieles que muchas veces se levantan. La cutícula protege a la uña, por eso debemos cuidarlas también, para que estén hidratadas y suaves.

     Si te gusta lucir manicuras y presumir de tus uñas pintadas, puedes hacerlo, pero siempre eligiendo esmaltes de calidad o poniéndote en manos de profesionales. No retires nunca en casa los esmaltes semipermanentes y, muy importante, deja respirar tus uñas de vez en cuando, entre manicura y manicura. Aplicar una base antes del esmalte ayuda también a proteger la uña.

  Hidrata tus manos a diario con una buena crema de manos que, además, hidratará también tus uñas. Evita comerte las uñas y morder la piel que las rodea, y no olvides emplear guantes para manipular jabones, detergentes y otros productos de limpieza.

    Además, y si tus uñas necesitan además de cuidados una pequeña ayuda extra, en la farmacia encontrarás diversos productos para fortalecerlas y evitar que se rompan y tengan ese aspecto quebradizo que tan poco nos gusta.

Contador

Para leer más


Lo más leído