16 de julio de 2020
31 de mayo de 2020

Adara y su hermano, Aitor, se sinceran: malos tratos, su distanciamiento y una adicción

Adara y su hermano, Aitor, se sinceran: malos tratos, su distanciamiento y una adicción
Adara y su hermano Aitor en 'Sábado Deluxe' - TELECINCO

MADRID, 31 May. (CHANCE) -

Anoche Adara se volvía a sentar en el plató de 'Sábado Deluxe', pero esta vez no lo hacía sola sino que para sorpresa de todos lo hacía con su hermano Aitor.

Después de apoyar públicamente a su madre en la gala del jueves de 'Supervivientes', los dos hijos de Elena Rodríguez se han sincerado sobre la traumática infancia de los dos marcada por los malos tratos de una pareja de su madre. Después de que Adara asegurase que para ella fue todo un calvario, Aitor ha confesando: "Lo pasamos mal, vivimos con miedo. Aunque yo, al ser más pequeño, pude borrarlo y seguir con mi vida", sin querer dar muchos más datos al respecto.

En la misma línea se ha mantenido sobre los problemas con su padre, con quien igual que su hermana, no tiene relación. De manera muy escueta han explicado: "Un padre y una madre tienen que estar para lo bueno y para lo malo con un hijo, pase lo que pase".

Sin embargo, el joven más desconocido de la familia ha desvelado que durante los primeros años de su juventud sufrió una adicción y que salió gracias a su madre, con la que solo tiene buenas palabras. "Iba mal en los estudias, llegaba tarde, mentía... Y más cosas", ha recordado Aitor sobre su infancia, desvelando su adicción que sufrió de los 17 a los 20 y que: "Salí por voluntad propia y porque ahí estuvo mi madre", de la que añadía: "Para mí es una guerrera, a mí me ha ayudado mucho".

Una entrevista conjunta que se ha producido después de que los hermanos firmasen la paz, por lo que también han tenido que explicar el motivo de su distanciamiento: "Él es más rebelde, yo soy más centrada... No es nada malo pero somos diferentes. Cuando tuve 18 años hice mi vida, era azafata, vivía fuera... Si ya no nos hablábamos al yo vivir fuera mucho menos", comenzaba explicando Adara, que finalmente confesó que el distanciamiento más radical se produjo cuando Aitor dejó de tener relación con el padre de ambos: "A día de hoy me doy cuenta que no tenía que haberme posicionado", reconoce, y es que ahora es Adara la que tampoco tiene relación con Jesús Molinero.