10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • 11 de noviembre de 2019

    Ashley Graham ha celebrado del baby shower que toda embarazada desea tener

    Ashley Graham ha celebrado del baby shower que toda embarazada desea tener
    Ashley Graham - GETTY IMAGES / JAMIE MCCARTHY

       MADRID, 11 Nov. (CHANCE) -

    Este fin de semana, la modelo Ashley Graham y su marido, Justin Ervin, celebraron por todo lo alto la inminente llegada de su bebé... pero de una forma inusual hasta ahora. En los baby shower es común que el futuro bebé sea el protagonista de la fiesta, aunque no haya nacido. Se hacen juegos con biberones, pañales y baberos, se decora todo de rosa o azul y se comparten anécdotas sobre crianza y embarazos. Pues bien, eso no era lo que quería Ashley en su baby shower.

    Manicuras, mucho baile, tatuajes y piercings, eso es lo que pudieron encontrarse los más de 100 invitados que acudieron a la fiesta del matrimonio. ¿Quién dijo que los baby shower tenían que girar en torno a los bebés? ¡Este es para las mamás! Con un vestido ajustado en color rojo, Ashley llegó a su propia fiesta como si de su boda de tratase. De hecho, la modelo aseguró al medio People que este evento había sido incluso más grande que su propia boda: "El baby shower fue más grande que nuestra boda, ¡fue como Navidad! Si hasta este momento no tenías piercings o tatuajes fue la ocasión perfecta para hacértelo. Hubo mucha comida y la tarta también fue más grande que la de mi boda", dijo.

    Todo el local fue decorado con globos y pancartas en las que podía leerse '¡Es mamá!', a diferencia del típico '¡Es un niño!' o '¡Es una niña!' que suele verse en estos casos. E incluso la tarta rompió con la tradición: de tres pisos, llena de rosas y pajarillos azules. Pero, lo que no faltó en este baby shower fueron diversos juegos, como decorar el babero o cambiar el pañal sucio. Y además, pensando en todas las futuras mamás que también fueron invitadas al evento, hubo un puesto de tatuajes de henna para que todas las embarazadas también pudiesen disfrutar de tener su propio tatuaje, aunque esta vez temporales.

    Una fiesta digna del recuerdo para Ashley, quien cambió las botas de tacón por zapatos planos para poder mover el esqueleto en la pista y perrear con sus amigos. ¡La modelo ha dejado una historia destacada en su cuenta de Instagram para que todos lo que aún no lo hayan visto puedan disfrutar de cómo fue su baby shower! Ahora toda embarazada va a querer un baby shower así.

    Contador

    Lo más leído