30 de octubre de 2020
11 de enero de 2020

Carmen Lomana responde a su polémica por su abrigo de piel

Carmen Lomana responde a su polémica por su abrigo de piel
Carmen Lomana en una presentación de Gisèle Denis - JOSEFINA BLANCO - ARCHIVO

MADRID, 11 Ene. (CHANCE) -

Carmen Lomana se ha visto envuelta esta semana en una nueva polémica. La celebrity ha sido protagonista de una acalorada discusión en redes sociales por una fotografía que colgó en su perfil de Instagram con un abrigo de piel.

Muy molesta por todo lo sucedido, Lomana ha utilizado su espacio en La Razón para responder a todos aquellos que le han criticado: "Esta misma semana he sido víctima de la intransigencia y falta de respeto hacia la libertad individual por una foto que publiqué de la manera más inocente en mi Instagram para dar las gracias a la Asociación de Peleteros Españoles que me habían regalado un bonito abrigo de Kalgan (cordero) y mangas de zorro español criado en granjas controladas por la normativa europea. Comenté que me gusta la piel natural porque es más sostenible, cálida y ecológica que un abrigo sintético, que contamina una barbaridad en su elaboración y no es biodegradable. No se imaginan ustedes la jauría de 'animalistas' que más bien parecían gente enloquecida insultándome y diciéndome barbaridades en las redes sociales. Yo ni me había dado cuenta hasta que mi teléfono empezó a sonar sin parar desde televisiones y medios de comunicación que llamaban para que explicase por qué había dicho que era ecológica al llevar piel natural".

Y continuaba respondiendo en su artículo de opinión para el diario: "Vivimos en una doble moral que asusta. Si matas y despellejas a un ternero, cerdo o conejo para comértelo, está bien y puedes ponerte su piel. Muchos de estos animalistas llevan 'chupas' de cuero y comen carne".

Una texto que termina con un "no seré yo la que borre mi foto ni deje de ponerme lo que me dé la gana. Respeto y vivo en armonía con la naturaleza, que empieza por pequeños gestos. No soporto a todas esas personas que tiran colillas al suelo. Reducir los residuos, evaluarlos y reciclarlos es un buen punto de partida. Ah, se me olvidaba: decirles a estos animalistas que desde los 18 años no como carne de animales mamíferos".

Para leer más