30 de mayo de 2020
7 de abril de 2020

Carrie Symonds, la prometida de Boris Johnson, tomará las decisiones de su estado de salud

Carrie Symonds, la prometida de Boris Johnson, tomará las decisiones de su estado de salud
Boris Johnson y Carrie Symonds se van a convertir en papás - YUI MOK/PA WIRE/DPA

   MADRID, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Boris Johnson de 55 años de edad, primer ministro británico, era hospitalizado en el Hospital St Thomas este 5 de abril para realizarle pruebas del COVID-19. Las primeras informaciones eran que se trataba de: "Una medida de precaución, ya que el primer ministro sigue teniendo síntomas persistentes de coronavirus diez días después de dar positivo por el virus", según una portavoz de Johnson. Lo cierto es que era ingresado de urgencias por dificultades para respirar.

   El pasado viernes el propio Johnson informaba de que seguiría en aislamiento porque seguía presentando un síntoma leve de fiebre. "Me siento mejor", explicaba en su twitter. Sin embargo, tristemente tenía que ser trasladado a la UCI este lunes 6 de abril y esta será la segunda noche que pasará en el UCI el primer ministro de Reino Unido. La Reina Isabel II ha querido un mandarle mensaje de apoyo, al igual que el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, o el propio Donald Trump que ha ofrecido medicamentos de prueba a su amigo que permanece con oxígeno pero no con respirador según informan.

La prometida de Boris Johnson, Carrie Symonds de 32 años, que está embarazada, permanece en cuarentena a la espera de saber si también está contagiada por coronavirus. La pareja lleva sin verse 15 días ya, desde que el pasado 27 de marzo, Boris Johnson diera síntomas. Por su parte, Symonds permanece aislada al tener síntomas similares que Boris en compañía de su perro Dilyn en la casa que tienen al sur de Londres.

El drama dentro del seno familiar es el mismo que viven otras muchas familias en nuestro paías y es que, sus hijos tienen prohibido ver al primer ministro mientras lucha contra el coronavirus. Desde el hospital les informarán a ellos por ser hijos al igual que a su novia Carrie. Y es que el primer ministro tiene varios hijos de distintas parejas.

Los hijos de Boris, Lara Lettice, de 26 años, Milo Arthur, de 24, Cassia Peaches, de 22, y Theodore Apollo, de 20, serán informados del estado de su padre por los médicos de la UCI en St Thomas ', tal y como manda la guía del NHS. Sin embargo, la madre de estos y segunda mujer del primer ministro británico solo podría recibir información por parte de sus vástagos a no ser que Johnson lo estime oportuno y lo comunique a los médicos.

Pero Boris tiene un quinto hijo, Stephanie Macintyre, de 11 años, fruto de un romance con la consultora de arte Helen Macintyre. Mail One explica que los rumores apuntan a que tendría un sexto hijo.

Al parecer, y tal y como ha podido saber Mail One, Johnson habría designado a Carrie Symonds como persona más cercana a él para tomar decisiones, en el caso de que su estado de salud empeora y los médicos necesitaran autorización en caso de ser sedado o ponerle un respirador. Unas informaciones, sin duda, que hacen estar todavía más pendientes del estado de salud del primer ministro británico...

Recordemos que Reino Unido ha registrado más de 48.400 contagios y casi 5.000 fallecidos por el coronavirus. En un intento por reforzar los servicios médicos, se ha inaugurado en Londres un hospital con 4.000 camas en un centro de convenciones.

El príncipe Carlos, que la semana pasada también dio positivo por coronavirus, ha inaugurado oficialmente el centro por videoconferencia, desde su residencia en Escocia.

Para leer más