2 de diciembre de 2020
23 de octubre de 2020

Manuela, hija de Alejandro Sanz y Jaydy Michel, pide paso y protagoniza, con su madre, su primera portada

Manuela, hija de Alejandro Sanz y Jaydy Michel, pide paso y protagoniza, con su madre, su primera portada
Manuela Sánchez protagoniza con su madre, Jaydy Michel, su primera portada - VANITY FAIR

La joven, que sueña con hacerse un nombre en el mundo de la moda, posa y habla por primera vez, para la revista Vanity Fair

   MADRID, 23 Oct. (CHANCE) -

   Manuela, hija de Alejandro Sanz y Jaydy Michel, es famosa desde el día en que nació y ha crecido rodeada de paparazzi y artistas. Ahora, a sus 19 años, y mientras estudia Diseño de Moda, se ha convertido en una de las mujeres más buscadas y, al lado de su madre, posa por primera vez en una esperada exclusiva para Vanity Fair.

   Como desvela la prestigiosa publicación, Manuela Sánchez es una joven estudiante de talante reservado, e innegable parecido físico a su padre, a la que durante su infancia y adolescencia su familia siempre ha intentado proteger su intimidad. Hasta hoy.

   A su primera aparición pública el pasado mes de septiembre de la mano de Alejandro Sanz en el festival de cine de San Sebastián, junto a la novia del cantante, Rachel Valdés, se une ahora la portada de Vanity Fair del mes de noviembre, en la que conoceremos mejor a esta atractiva joven de la que apenas sabemos nada pese a conocerla desde su nacimiento.

   Manuela, más sincera que nunca en esta primera entrevista, habla así de la pareja de su padre: “me encanta su arte. Una de las tareas de la escuela de moda a la que acudo era hacer una coleccion inspirada en la obra de una artista, como es el caso reciente de Louis Vuitton, y lo hice pensando en ella”.

Portada de Vanity Fair

   La heredera de Alejandro Sanz parece predestinada al exito y a la popularidad, ya que se mueve con soltura ante las camaras y confiesa a Vanity Fair su emoción ante su primera experiencia ante ellas, aunque en breve la joven regresara a Mexico, donde ha residido en los últimos años con su madre, para proseguir con sus estudios de Diseno de Moda.

   Por su parte, Jaydy Michel ha vuelto a Espana para quedarse, ya que su marido, el ex jugador Rafa Marquez, entrena a un modesto equipo de la tercera division de Madrid. Un paso indispensable para poder conseguir el titulo de entrenador de la UEFA. “He pasado parte de mi vida como una nomada y con el futbol nunca se sabe, pero nos gustaria quedarnos aqui. Es un pais que queremos mucho”. En españa aprovechara su estancia para relanzar su carrera como modelo y actriz. “Estoy abierta a todo ¿Mis retos? Seguir trabajando de lo mio y hacer cosas que me llenen. Me encantaria presentar un programa de television”, confiesa en Vanity Fair la modelo mexicana.

   Jaydy tenia 19 anos, la misma edad que su hija ahora, cuando realizo el trayecto entre Mexico y Espana por primera vez. “Mi sueno era cruzar el charco, asi que convenci a mi familia para que me dejaran venir a trabajar de modelo. ¡Era el pretexto!”. Ya aqui, “despues de prepararme muy bien la selectividad”, logro matricularse en Periodismo, pero la vida tenia otros planes para ella: convertirla en protagonista de la noticia. El resto es historia. “Fui con una amiga mexicana a casa de Luis Cobos. El habia quedado antes con Alejandro Sanz y terminamos comiendo juntos”, explica. Aquel fortuito encuentro termino en boda.

   Como recuerda la publicación, la separacion de Jaydy y Alejandro en 2005 suscito mucho interes en la prensa. Manuela tenia cuatro anos y se quedo a vivir con su madre, con quien asegura que "nos parecemos mucho en el caracter. Somos perseverantes y honestas”.

   Al margen del innegable peso mediatico de sus progenitores, Manuela es una joven con un discurso particular que busca su hueco en el mundo y que, en el número de noviembre de Vanity Fair, confiesa sus gustos, se define en pocas palabras y desvela quienes son sus referentes.

   Acerca de la fama, la hija de Alejandro Sanz asegura que "no me da miedo, pero tampoco estoy buscando ser famosa. No me considero influencer". Manuela asegura que siempre ha tenido claro que quería ser diseñadora y habla, con orgullo, de su padre, al que se parece en su perseverancia y sensibilidad: "Me alegro de que todo el mundo lo quiera y admire tanto, pero para mi es mi padre. Yo no se lo que se siente teniendo un padre empresario. Lo importante es que es buena persona y que siempre que puede intenta ayudar a la gente".

   Aunque centrada en sus estudios de Diseño de Moda, la joven no descarta en esta primera entrevista, seguir los pasos de su famoso padre y dedicarse en un futuro a la música: "a lo mejor me da por sacar un disco o hacer algo con la musica. Puede ser. Seria algo que me gustaria".

   Sin duda, estamos ante el nacimiento de una estrella, cuya entrevista al completo podemos leer en "Vanity Fair".

 

Para leer más