7 de junio de 2020
27 de agosto de 2014

Robin Wright, de las lágrimas con Sean Penn a la felicidad con Ben Foster

Robin Wright, de las lágrimas con Sean Penn a la felicidad con Ben Foster
GETTY

MADRID, 27 Ago. (CHANCE) -

   La actriz, Robin Wright vive un gran momento tanto profesional como personal. La ex de Sean Penn se ha prometido con el también actor Ben Foster, de 33 años.

   Después de pasar unos tormentosos años con Sean, con el que tuvo dos hijos ahora parece que está viviendo un gran momento. Tras estar muchos años bajo la sombra del que fuera su marido -Sean Penn- la actriz trata de buscar un sitio en Hollywood, que no da demasiadas oportunidades a quienes pasan de los 40.

   La tormentosa relación que vivió con el padre de sus hijos queda latente en una entrevista que concede para Cuore en la que dice: "No hay dinero en el mundo para convencerme de volver a mi juventud. Esos años fueron una pesadilla, demasiadas lágrimas".

   El mismo Sean Penn hablo de su experiencia tras el matrimonio con Robin, en una entrevista para la revista Esquire decía cosas como estas: “No me da vergüenza decir que todo lo que quiero es ser amado por alguien. Cuando miro hacia atrás en mi vida en cuestión de amor, no siento haberlo tenido."

   Dejando atrás esta etapa de su vida, la actriz habló para Cuore sobre esta nueva etapa de su vida, en la que está muy feliz. Ben, su actual pareja es 15 años más joven que ella, algo que le importa poco a la intérprete ya que como ella misma explicaba, no puede describir su relación con palabras ya que siente que Ben es el hombre con el que estaba destinada a estar.

"BESAR A BEN ES MI COMIDA FAVORITA"

   "Besar a Ben es mi comida favorita", con estas palabras queda claro que Robin esta muy enamorada de su actual pareja. Robin cambio su look radicalmente y parece que ese cambio de look también coincidió con el cambio radical de su vida.

   En esta entrevista podemos ver a una Robin muy feliz que además no  tiene ningún problema con hablar de su edad y del paso del tiempo y es que ella misma reconoce a Cuore que una vez al año se pone una cantidad pequeña de botox para luchar contra esas arrugas que salen con el paso del tiempo.

   Parece que ni el paso del tiempo, ni el ir cumpliendo años le han quitado la alegría y la felicidad que siente en este momento y es que incluso nos atreveríamos a decir que esta viviendo una segunda juventud.