4 de junio de 2020
8 de abril de 2020

Rocío Crusset explica el motivo de su ausencia en redes sociales por esta crisis del COVID-19

Rocío Crusset explica el motivo de su ausencia en redes sociales por esta crisis del COVID-19
Rocío Crusset, en una foto de archivo de Europa Press - EUROPA PRESS - ARCHIVO

MADRID, 8 Abr. (CHANCE) -

Ha pasado un mes desde que Rocío Crusset subió su última foto a su perfil de Instagram. Desde entonces, la hija de Carlos Herrera y Mariló Montero no había dado señales de vida en sus redes sociales. Una ausencia que había 'asustado' a sus casi 200.000 seguidores en Instagram.

Pasado el tiempo, la modelo ha querido responder a todos y desvelar cuál ha sido el motivo por el que ha preferido mantenerse ausente de las redes sociales. Y es que la crisis sanitaria derivada de la pandemia por el coronavirus COVID-19 le ha llevado a tomar esta decisión.

"El cambio radical de rutina, que todos estamos viviendo, ha hecho que no pudiera mantener el perfil activo como de costumbre, ya que he preferido mantenerme informada, comprender la situación, evaluar las prioridades, sin distracciones, más allá de mis metas personales. Creo que es más importante que enseñar cómo me maquillo que ya habrá tiempo...¿no creéis?", comenzaba explicando la modelo.

Y es que Rocío afirma que se aisló mucho antes de que se decretara el Estado de Alarma porque ya predecía lo que iba a suceder: "Actualmente, tenemos a nuestra disposición herramientas de comunicación que nos permiten estar conectados personal y profesionalmente, y la verdad que es una suerte. Hasta ahora no me he sentido lo suficientemente cómoda como para poder subir ningún contenido, ni contar a qué dedico mi tiempo durante estos días de confinamiento, y creedme que me hubiera encantado hacerlo. La situación es tan seria, que he decidido priorizar por lo que desde mi opinión es más importante. Durante la cuarta semana del 'Estado de Alarma' (aunque preferí aislarme antes, por lo que ya se preveía) puedo decir que he superado esta fase, me siento más relajada y comprendiendo la situación, casi inevitable. Estoy disgustada con la gestión de la crisis sanitaria y económica, y preocupada por el futuro que nos depara, de ahí mi desconexión".

Un mensaje que termina con un grito de esperanza: "En estos momentos, y con cautela, ya me siento capaz de trasladaros todo mi apoyo y ánimos, saldremos adelante con más fuerza que nunca. Un abrazo fuerte a todas y a todos!".

Para leer más