7 de junio de 2020
1 de agosto de 2019

Shay Mitchell confiesa que lleva pañales durante su embarazo

Shay Mitchell confiesa que lleva pañales durante su embarazo
Shay Mitchell - GETTY IMAGES / RICH FURY

   MADRID, 1 Ago. (CHANCE) -

Shay Mitchell ha compartido con el mundo un curioso detalle en su segundo vídeo Almost Ready, la serie de vídeos que relatan su embarazo. Si en el primero hablaba de lo difícil que había sido mantener oculto su estado, en este habla de lo complicado que está siendo para ella reducir su ritmo de vida y acoplarse a lo que le pide su cuerpo ahora. Y también ha hablado sobre pañales.

"Honestamente, nunca pensé que alguien pudiera orinar tanto como cuando se está embarazada", empezó explicando Shay en el vídeo, mientras llega a una cita con su estilista de moda. "Lo juro por Dios, anoche, en media hora fui al baño como 22 veces, hasta llegar a un punto en el que pensé que tendría que llevar pañales", continúa. Y, para sorpresa de sus amigas y estilistas, la actriz se bajó los pantalones y mostró que estaba llevando pañales para adultos.

"Literalmente, literalmente estoy usando un pañal", reveló con una sonrisa. "Y está bien, porque es muy molesto tener que ir al baño todo el tiempo". Puede parecer raro y asqueroso, pero Shay tiene una razón de peso para usarlos. La actriz continúa trabajando a sus ocho meses de gestación y debido a lo lejanos que se encuentran algunas ocasiones los baños, Shay ha tenido pequeños percances y ha terminado orinándose encima antes de poder llegar al baño. Así que, ha recurrido a los pañales en algunas ocasiones.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Shay Mitchell (@shaymitchell) el

La actriz no está avergonzada de compartir esta parte con el mundo. Explica que es algo que le sucede a muchas mujeres y no debería de haber pudor a la hora de hablar de ello, porque entonces nunca va a normalizarse la situación y las mujeres no se atreverán a reconocer que durante sus embarazos han tenido accidentes antes de llegar al baño.

PROBLEMAS DE CONFIANZA

Durante el vídeo, Shay también ha hablado de lo que supone para ella poder llevar ropa normal y no ropa premamá: "Tenía en mente que realmente no quería tener que usar ropa de maternidad. Quería poder usar ropa que normalmente usaría si no estuviese embarazada, tal vez en un tamaño diferente", explica. Por eso recurrió a la estilista Monica Rose, para poder continuar llevando la ropa que siempre había utilizado, tanto en un principio para ocultar su embarazo como después para lucir barriguita sin perder ni una gota de estilo.

"Hacer a una mujer sentirse confiada en este periodo creo que es súper importante, porque yo no puedo controlar lo que está pasando ahora. No sé si habrá mujeres ahí fuera que amen cada pequeño momento y etapa del embarazo y ver su cuerpo crecer, pero yo no me siento así. Como sea, estoy aprendiendo a amarlo", explica la actriz, mientras se prueba diversos modelos que la ha hacen sentir cómoda.

OBLIGADA A BAJAR EL RITMO

El otro tema importante que la actriz ha tocado en el vídeo ha sido el hecho de continuar trabajando casi a sus ocho meses de gestación. Aunque ya ha asimilado el embarazo aún no se siente preparada para lo que eso significa, por lo que se refugia en el trabajo para no pensar en tener que preparar el cuarto del bebé y todo lo necesaro para su llegada.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Shay Mitchell (@shaymitchell) el

En el vídeo, Shay se queja de no haber podido dormir más de dos horas el día anterior por estar ocupada con diversos proyectos y discute con Matte, su pareja, si debería de comenzar a bajar el ritmo y tomarse definitivamente un descanso, aunque el médico hubiese asegurado que su pequeña se encontraba en perfectas condiciones.

Él intenta hacerle comprender que está embarazada de casi ocho meses y que no puede continuar trabajando como lo hacía antes, algo que Shay se niega a hacer, apuntando a que no sabe como relajarse: "Siempre me ha gustado trabajar y mantenerme ocupada, y me cuesta mucho tomarme las cosas con calma. Cualquiera que me conozca sabe que solo tengo una velocidad", explica.

Finalmente, y tras tener que abandonar las grabaciones de un proyecto por encontrarse indispuesta debido al humo y las pinturas en spray de los decorados, Shay admitió que lo importante ahora era su hija y, que aunque ella se hubiese quedado horas y horas en el rodaje en otras circunstancias, ahora sus prioridades eran otras. "Hacer un esfuerzo consciente para reducir el nivel ha sido un poco difícil, pero cuanto más avanzo en mi embarazo, más instintivo se está volviendo. El amor es difícil de describir, pero ella ya significa todo para mí. Incluso si ella me ha obligado a usar pañales antes de que tenga la oportunidad de cambiar los suyos", finaliza la artista.