4 de junio de 2020
6 de abril de 2020

Toni Cantó nos desvela cómo se encuentra Albert Rivera antes de volver a ser padre

Toni Cantó nos desvela cómo se encuentra Albert Rivera antes de volver a ser padre
El portavoz de Ciudadanos en las Corts Valencianes, Toni Cantó - ROBER SOLSONA - EUROPA PRESS

   MADRID, 6 Abr. (CHANCE) -

   En medio de esta grave sanitaria que atraviesa España con motivo del COVID-19, son muchos los que han levantado la voz para criticar la actuación del Gobierno. Es el caso de Toni Cantó.

   Hablamos con el miembro de Ciudadanos sobre cómo está viviendo el confinamiento, política, salud y sobre como se encuentra el que era su compañero, Albert Rivera, mientras cuenta los días para convertirse en padre al lado de Malú.

   P: ¿Cómo está llevando usted este confinamiento?

   Toni Cantó: Bueno con paciencia, intentando organizarme. Soy una persona nerviosa e intento hacer ejercicio todos los días, intentando ordenarme el tiempo porque uno va confundiendo ya los días... No sabes qué día de la semana es prácticamente y estás intentando estar en un día de la marmota continúo, ¿no? Pero yo también me solidarizo con tantísimos españoles que lo están haciendo tan bien y que están mucho peor que yo. Solidarizándome con todos los que están contagiados, con todos los que han sufrido alguna pérdida y con todos los que están empezando a pasar por situaciones económicas y laborales muy delicadas. Así que procuro salir todos los días a las ocho de la tarde a rendir un homenaje al personal sanitario, pero creo que se ha ido transformando, por lo menos en mi calle, no sólo en agradecer al personal sanitario y a los que estamos en casa, sino que también nos vamos animando unos vecinos y otros que por primera vez nos hemos puesto y cara, y nos decimos vamos, hay que salir de esta.

   P: Tras los últimos comicios electorales, Ciudadanos se quedó algo debilitado. ¿Cree usted que después de esta crisis el partido liderado por Inés Arrimadas saldrá a flote?

   T.C: Bueno, yo creo que ya lo estaba haciendo. Inés fue un gran revulsivo y ya era nada más coger las riendas del partido percibido como la mujer top. La líder top y la parlamentaria mejor de España y yo creo que a partir de ahí el partido fue superando esa crisis. Es evidente que en una situación como esta, cómo te he dicho antes, muchas de las cosas que nosotros venimos pidiendo desde hace mucho tiempo se van a poner sobre la mesa y eso hará que se ponga también en su justo valor lo que puede aportar un partido como el nuestro. Yo creo que es innegable que hay muchas cosas que vamos a tener que hacer de las que pedíamos nosotros que tienen que ver con revisitar ciertas cosas del estado autonómico, de revisitar ese gasto insostenible que se ha hecho... Tenemos el gobierno más caro que existe desde toda la historia de la democracia en el peor momento, aparte de que tenemos el peor gobierno en el peor momento, y también hemos vuelto a dar una elección que impulsamos desde aquí en Valencia que es la ejemplaridad. Hemos sido el primer grupo que hemos pedido que se renuncia a parte del sueldo de los diputados porque creemos que en todo esto debemos arrimar el hombro y dar ejemplo.

   P: Pepe Reina ha sido también víctima de este virus y lo hemos visto usted muy unido a él en este asunto. Decía Pepe que cada día el gobierno hacia más el ridículo. ¿Cree usted lo mismo? ¿Comparte esas palabras?

   T.C: Yo creo que nos ha tocado el peor gobierno en la época más dramática de la historia reciente de España y esa es una desgracia. Inés pidió la unión del constitucionalismo... Ya lo pidió Albert y ojalá se nos hubiese hecho caso, pero bueno, tenemos el gobierno que tenemos. Social comunista, populista, nacionalista y eso va a hacer que la salida de esta crisis vaya a ser mucho más complicada y mucho más dura a nivel sanitario y nivel económico. Yo entiendo muy bien el cabreo de Pepe y yo lo tengo también. Creo que vivimos con un gobierno, y es lo que hablaba Pepe, que hubo un día en que miembros del gobierno se juntaron y dijeron tenemos estos datos de la OMS que nos deberían permitir acabar con los partidos de fútbol, la manifestación del 8M* Pero alguien en esa reunión dijo la manifestación de 8M no me la toquéis que es muy importante para mi agenda política, que porque retrasemos un día o dos no va a pasar nada. Eso ha tenido consecuencias muy graves y consecuencias que pueden ser legales y todo, ya lo veremos en un futuro. Es un gobierno que puso la ideología por encima de la salud de los españoles y es un gobierno que se ha mostrado inepto. Antes se hablaba de tener un ministro de sanidad, que es cuota PSC, se ha mostrado inepto a la hora de hacer la compra en material sanitario o la de los test. Un gobierno que además criminaliza a un sector privado que le está dando ayuda a cómo se tiene que hacer determinadas cosas. Ese gobierno tan ideológico, con tantos prejuicios, que depende del nacionalismo, que tenemos a una ministra de Trabajo que en el peor día de la historia en cuanto a datos de paro se pone a hablarnos a todos los españoles como si estuviésemos viendo el Barrio Sésamo, pues tenemos ese gobierno. Nos va a salir caro, pero nosotros seguiremos apoyando los decretos que presente el gobierno por responsabilidad, arrimando el hombre y ayudando en todo lo que podamos. Yo lo hago aquí en la Comunidad Valenciana. Tengo reuniones semanales, recibo toda su información y yo crítico, pero por otro lado también apoyo lo que se está haciendo.

P: Define en una palabra el papel que está teniendo tanto Irene Montero, Pablo Iglesias y Pedro Sánchez. Un trío que ha estado afectado por el Covid-19.

   T.C: Yo ya los he adjetivado un poquito en esta entrevista. Desde luego en primer lugar, irresponsables porque se han saltado la cuarentena tropecientas veces. En segundo lugar, no le dicen la verdad ni al médico y no hay forma de enterarnos de sí están o no contagiado, de si se han saltado la cuarentena y por tanto están dando un ejemplo absolutamente nefasto al país. Yo creo que aquella intervención del señor Iglesias, soltando un mitin en un momento tan delicado como este, criminalizando en algún momento a los empresarios de este país que son PYMES en su mayoría y que, por tanto, son ciudadanos que están pasando por unas dificultades y quieren mantener un empleo, mantener una empresa, pero sobretodo en una intervención en la que propuso la primera cacerolada del momento y fue contra el Rey cuando la gestión que están haciendo ellos es absolutamente lamentable pues es muy de no olvidar. Yo creo que todos debemos arrimar el hombro, pero no olvidar ciertas cosas. De la señora Irene Montero, yo creo que hubo una conversación en la que antepusieron la ideología a la salud de muchísimos españoles y eso se ha traducido en contagios y en muchísimos problemas. Yo creo que lo que están demostrando es que no están a la altura, es el peor gobierno en el peor momento, pero es el gobierno que tenemos y yo creo que lo que toca a un partido como el nuestro es arrimar el hombro, apoyar las medidas que sean necesarias, pero desde luego criticar aquello que creemos que se está haciendo mal y también reconocer que en algunas comunidades autónomas donde nosotros gobernamos, por suerte la situación es muy distinta. A mí me gusta reivindicar que en Andalucía la gestión es excelente a nivel sanitario o lo que ha hecho Ignacio Aguado respecto a asumir el gobierno madrileño las cuotas de autónomo, cosa que yo estoy aquí pidiendo al gobierno social comunista y no hay manera.

   P: Toni, ¿estáis recibiendo ayuda o al menos comunicación con Albert Rivera? ¿Cómo se encuentra el ex líder de Ciudadanos?

   T.C: Yo me considero amigo de Albert y yo sí que he cruzado algunos WhatsApp con él, pero no de contenido político. Siempre de interesarnos cómo está el uno y el otro, por interesarnos con cosas que son de nuestra vida. Pero realmente no hemos hecho muchos comentarios a nivel político, pero si mantengo el contacto con él.

   P: ¿Y cómo se encuentra él? Porque está a punto de convertirse de nuevo en papá con Malú.

   T.C: Bueno, yo creo que Albert está muy bien y no creo que me toque a mi hacer comentarios de cómo está llevando su vida privada.

   P: ¿Está contento? Imagino que estará deseando, ¿no?

   T.C: Yo supongo que sí, lo tiene que estar ante todo porque en eso Albert no va a cambiar y es un hombre de estado. Una cosa es como esté personalmente y otra es en como esté pensando en el país, en que situación estamos y sobre todo tantísimos españoles que están pasando una situación dramática. El gobierno a veces lo deja muy en cifras, ¿no? Frías, pero yo intento hacer un esfuerzo y recordarme día a día lo que significan esas cifras de muertes que estamos viendo a diario. Los dramas que hay detrás y las dificultades que hay detrás de los datos de empleo, de las dificultades que están pasando tantos españoles.

   P: Te preguntaba porque cuando se despidió dijo que estaría al margen de la política, pero que estaría ahí. Que se quería centrar en su pareja y en cómo le cambiaría la vida ser nuevamente papá.

   T.C: Yo creo que estará disfrutando mucho de eso porque él mismo dijo en el pasado que la política le había restado mucho de estar en familia, pero yo sé que Albert es un animal político y está siguiendo muy de cerca la actualidad y muy preocupado por lo que está pasando España.

   P: ¿Das el aprobado al comportamiento que está teniendo la televisión pública actualmente?

   T.C: En la Comunidad Valenciana, por ejemplo, hemos pedido que À Punt -la televisión pública valenciana- sirva para romper la brecha digital de los niños que no tienen tablets o wifi y puedan recibir clases a través de la televisión. También hemos propuesto que a través de À Punt haya contenidos de educación física o de idiomas. 
Respecto a TVE, me temo que no está asumiendo plenamente su labor de televisión pública como se esperaría de ella y sigue siendo una televisión politizada. 
En cuanto a las ruedas de prensa, recordar que Cs hace 22 días que organiza ruedas de prensa telemáticas con preguntas directas de los periodistas. Y que no solo se trata de preguntar, sino también de responder y el Gobierno tiene que responder y ser más claro ante las preguntas de la prensa.

   P: ¿Apto o no apto el discurso de Felipe VI?

   T.C: Yo soy Felipista. Yo tengo la suerte de conocerle y tener dos o tres charlas con él y yo sigo pensando que tenemos un Rey que ha demostrado estar a la altura de las circunstancias y que además sigue haciendo un trabajo a favor de todos los españoles. Durante estos días se está viendo como el mismo Rey ha hecho gestiones para facilitarnos la llegada de algún material sanitario, acuerdos con otros países y haciendo una labor de diplomacia, aprovechando la grandísima imagen que tiene en el mundo y que agradeceré siempre. Yo creo que el Rey hizo muy buen discurso y yo sigo teniendo en mi corazón aquel discurso que dio en el peor de los momentos, en la crisis española a la que nos empujó el independentismo catalán y yo creo que fue un ejemplo como líder de un país como el nuestro y fue muy necesario.

   P: ¿Está en contra a las caceroladas contra el Rey emérito Juan Carlos?

   T.C: Yo creo que ahora mismo quien necesita una cacerolada no puede ser otra persona que el gobierno y que alguno de sus veintidós ministros. Hay que volver a decir que tenemos el gobierno más caro, más grande y más inoperante y más poco útil de la historia de la democracia en el peor momento. Respeto a los españoles y los entiendo perfectamente a los que salgan estos días, que ya lo están haciendo, a los que salen a hacerlo al gobierno, pero yo no las hago Yo ahora estoy más en hacerle las críticas a ellos directamente y también acompañarlos con propuestas. Procuro criticar, pero siempre acompañado de propuestas que le hago a ellos a través de redes o bien con el hilo abierto que tengo a través de Ximo Puig o Mónica Oltra, etc. Pero entiendo perfectamente a los españoles que están con caceroladas al gobierno. No al Rey emérito, que no las terminaba de entender. Yo creo que hay que hacer un trabajo delicado de equilibro de lo que es una llamada de arrimar el hombro a una salida, a ser positivo... Hay gente que lo está pasando mal y hay gente que necesita expresar su frustración y su cabreo y hay que dejarlo que salga.

Para leer más