11 de agosto de 2020
7 de marzo de 2014

La Infanta Elena muy pendiente del ataque epiléptico que sufre un hombre en Medinaceli

La Infanta Elena muy pendiente del ataque epiléptico que sufre un hombre en Medinaceli
EUROPA PRESS

MADRID, 7 Mar. (CHANCE) -

   Como ya es tradición el viernes de cuaresma, muchas de las instituciones oficiales se pasan por la Basílica del Cristo de Medinaceli para besarle el pie a cristo ya que tiene fama de ser "milagroso" y pedirle los mejores deseos para este año.  

   En esta ocasión ha sido la alcaldesa de la capital, Ana Botella que ha pedido al Cristo de Medinaceli "trabajo" para los madrileños, como le ha asegurado este viernes a Europa Press minutos antes de entrar en la misa celebrada en la Basílica de Jesús de Medinaceli.

   Al ser preguntada sobre si pediría algo más, como una candidatura para renovar la Alcaldía de Madrid, la primera edil ha sido tajante al negarlo. "No, esto es mucho más importante, los madrileños tienen muchos problemas y voy a pedir por eso", ha contestado.

   Pasadas las 8.30 horas de la mañana llegaba la alcaldesa a la Basílica, rodeada ya por miles de fieles, muchos de ellos llegados en autobuses fletados para la ocasión. Hacen cola para besar los pies del Cristo, una escultura de Jesús el Nazareno de la primera mitad del siglo XVII.

   Pero la visita institucional de Botella no ha sido la única, ya que la Infanta Elena también ha querido cumplir con su tradición de venerar al Cristo de Medinaceli. Doña Elena ha llegado pasadas las diez de la mañana, ha saludado a varios religiosos de la orden de los frailes capuchinos, encargados de custodiar la imagen de Jesús Nazareno, y después ha respondido a las numerosas muestras de cariño de los feligreses.

   Pero la Infanta a su llegada se ha encontrado con un contratiempo, ya que en el mismo momento en el que entraba uno de los fieles asistentes sufría un ataque epiléptico, empañando el momento. La Infanta se ha acercado para interesarse por el estado del hombre ya que se encontraba tendido en el suelo y estaba siendo atendido por médicos. Una vez informada por su estado entra en el templo.  

   Los deseos de la Infanta y de la Alcaldesa de Madrid se unen a los del resto de feligreses que entre sus plegarias piden sobre todo "salud y trabajo". Esperamos que estos deseos se cumplan y que los españoles tengan un año lleno de buenos noticias.

Para leer más