13 de noviembre de 2019
18 de octubre de 2019

La Princesa Leonor emociona a sus abuelas y su hermana con su primer discurso

La Princesa Leonor emociona a sus abuelas y su hermana con su primer discurso
La Princesa Leonor en los Premios Princesa de AsturiasGETTY IMAGES / JUAN MANUEL SERRANO ARCE
Galería
La Princesa Leonor en los Premios Princesa de Asturias
GETTY IMAGES / JUAN MANUEL SERRANO ARCE

   MADRID, 18 Oct. (CHANCE) -

Hoy, viernes 18 de octubre, se han celebrado los esperados Premios Princesa de Asturias, el primer acto público oficial de la Princesa Leonor, quien por primera vez en sus 13 años ha dejado de ser una mera espectadora y se ha convertido en la protagonista de dichos galardones. La heredera ha llegado al Teatro Campoamor de Oviedo acompañada de sus padres, el Rey Felipe y la Reina Letizia, su hermana, la Infanta Sofía y su abuela paterna, la Reina Sofía.

Con un vestido azul, color representativo de los Borbones y Asturias, la Princesa Leonor ha acaparado todas las miradas durante la ceremonia de premios. Sentada a la derecha de su padre, la Princesa ha observado con una sonrisa entusiasta, pero delatores nervios, como se sucedía el evento, entregando ella misma todos los diplomas a los galardonados, de la misma forma que esta mañana les entregó las medallas conmemorativas durante las audiencias reales.

El momento más esperado ha llegado cuando su padre le ha dado paso y la princesa se ha puesto en pie, lista para dar su primer discurso. Con nervios evidentes pero sin perder la sonrisa, Leonor ha hablado con calma y templanza: "Hoy es un día muy importante en mi vida que he esperado con mucha ilusión. Desde muy pequeña he visto el cariño y la emoción con que mis padres, Sus Majestades los Reyes, vienen cada año al Principado para presidir esta ceremonia y vivir todo lo que sucede en esta tierra durante los días de nuestros premios. Esto ya es motivo suficiente para que hoy me sienta muy feliz por estar aquí", ha comenzado, relajándose poco a poco según transcurrían los primeros instantes de nervios.

"Mis padres siempre nos han hablado a mi hermana, la Infanta Sofía, y a mí de Asturias, de su cultura, historia y tradiciones. También de su naturaleza. Pero, sobre todo, nos han enseñado a querer y admirar a los asturianos. Estaba pensando ahora en todo lo que vivimos durante nuestra visita a Covadonga el año pasado. Asturias es, también, la tierra de mi madre, la Reina. Yo llevo sangre asturiana", el patio de butacas y los galardonados han roto en aplausos mientras su abuela materna, Paloma Rocasolano, se limpiaba emocionada las lágrimas.

"Es, además, la tierra que da nombre al título que ostento como heredera de la Corona, al igual que hizo mi padre, el Rey, durante tantos años. Y lo hago con responsabilidad; me siento muy honrada con ello. Es un título que me compromete con la entrega y el esfuerzo de servir a España y a todos los españoles", continúa diciendo, volviendo a ser interrumpida por los aplausos y haciéndola sonreír con orgullo. "En mi casa, las palabras España y Asturias siempre están unidas con la misma fuerza con que las ha unido la historia. Así lo siento en mi corazón. Quiero dar las gracias en especial a quienes crearon esta Fundación hace casi 40 años, y a todos los que cada día le dedican su trabajo, su inteligencia y su generosidad. Y, claro, quiero felicitar a los premiados, los protagonistas de este acto. Gracias por fomentar la cultura y la ciencia, por impulsar la solidaridad, por mejorar la educación. Gracias por trabajar para preservar la naturaleza y reducir las injusticias, la discriminación, la pobreza y la enfermedad. Estamos aquí para rendiros homenaje. Vuestras obras nos recuerdan que hay millones de personas que piensan y actúan para que el mundo sea mejor".

"Me gustaría dar las gracias también a mi abuela, la Reina Sofía", en este momento, la Reina Emérita ha alzando la cabeza, en busca de su nieta y ha abierto los ojos con mucha emoción, comenzando a aplaudir a la vez que todos los asistentes. Una mención que, sin duda, la Reina no se esperaba. "Ella sabe lo importante que para mí es su presencia en esta ceremonia, que significa tanto para Asturias y para toda España. Gracias también a todos los que habéis querido acompañarnos y a los que apoyáis y ayudáis siempre a la Fundación. Este momento será inolvidable para mí. Como dijo mi padre a mi edad y aquí mismo, será un día que llevaré siempre en lo más profundo de mi corazón", finaliza, volviendo a recibir una enorme ovación del público, esta vez en pie.

La princesa, visiblemente emocionada y sonriente, se ha girado en primer lugar a su padre, quien le ha felicitado con un fuerte apretón de mano y un cariñoso beso, seguidamente de su madre y su hermana. Quizá uno de los momentos más bonitos de toda la ceremonia ha sido el tierno abrazo en el que ambas hermanas se han fundido y el profundo orgullo con el que Sofía miraba a su hermana mayor.

La ovación ha durado más de un minuto, terminando finalmente con una ronda de vitores hacia la Princesa de Asturias. A partir de ese momento, hemos podido ver a Leonor mucho más relajada, disfrutando del resto de la gala y, en especial, del discurso de su padre. Toda una experiencia que nunca olvidará.

Contador

Lo más leído