6 de agosto de 2020
6 de agosto de 2009

El lenguaje de las flores: una forma de comunicarse

El lenguaje de las flores: una forma de comunicarse
EP

Las flores hablan, pueden representar la amistad, el amor, la tristeza, la alegría... Todos estos sentimientos tienen su reflejo en diferentes tipos de flores. Esto no se trata de una moda, desde los tiempos más remotos, las flores han sido una parte importante de nuestras vidas, poniendo color a cada una de las situaciones por las que pasamos, es decir, cuentan la historia de nuestra vida. Para comprenderlas, tan sólo tendrás que aprender a escucharlas y sobre todo saber interpretarlas.

Algunas flores pueden reflejar el estado de ánimo de las personas. Sin embargo, dependiendo de la cultura, las flores pueden representar diferentes cualidades, según la especie botánica de la que se trate. Hay gente que afirma que la flor nos conduce a la sensibilización del alma, a la sabiduría universal. Además piensan que la persona que no se asombra por la belleza de una flor pierde su alma. Aunque esto puede resultar un poco exagerado.

El lenguaje de las flores a lo largo de la historia

Regalar flores es una costumbre establecida en varias culturas alrededor del mundo. La razón de esta costumbre es mostrar sentimientos, que a veces pueden ser positivos y otras negativos. Lo mejor para conocer el simbolismo de cada una de las flores es saber lo que su nombre significa, de modo que elijas la más adecuada para cada ocasión. No es lo mismo regalar un alelí que una anémona silvestre. La primera significa "belleza duradera", mientras que la segunda representa el "hastío".

Se cree que el lenguaje de las flores comenzó en el siglo XVII en Constantinopla. Sin embargo, hasta el siglo XVIII no se introdujo en la cultura occidental, gracias a María Wortley Montagu, que vivió durante un tiempo en Constantinopla junto a su marido, y que llevo el lenguaje de las flores a Inglaterra.

En poco tiempo se despertó el interés por el significado de las flores, propagándose esa pasión con rapidez por Francia gracias al libro "La Langage des Fleurs", que recogió 800 muestras florales.

Sin embargo, la verdadera época de esplendor del lenguaje de las flores fue el Romanticismo, cuando se comenzaron a utilizar las flores como medio de comunicación entre los amantes. Esta tradición fue pasando de generación en generación, llegando a convertirse en un secreto familiar. A pesar de ello, su significado era tan extenso que traspasaba los límites simplemente amorosos.

¿Qué significa cada flor?

Cada flor tiene un significado propio, expresando un sentimiento diferente. Así, la acacia significa "elegancia", el alelí "belleza duradera" y la flor de cuclillo "ingenio". Sin embargo, otras flores se asocian con el sentimiento del amor. Por lo que la acacia, esta vez amarilla significa "amor secreto"; regalar un ramo de adelfas representa la "seducción"; el alelí amarillo, la "fidelidad en la adversidad" y el tulipán rojo significa "declaración de amor".

Pero a pesar de ello, no todas las flores tienen asociado un sentimiento positivo. Muchas de ellas pueden llegar a representar odio, rencor, e incluso deseo de muerte. Por esta razón, debes tener cuidado a la hora de regalarlas. Este es el caso del aconito, que significa literalmente "deseas mi muerte". Otro ejemplo es la anémona, que significa "abandono" o el crisantemo amarillo que representa "el amor desdeñado". De todas maneras ten mucho cuidado, porque incluso regalando una flor que se relaciona con un sentimiento positivo puede representar lo contrario. Así, si ofreces una flor al revés, su sentido positivo se invierte.

Otro modo de expresar los sentimientos es a través de la combinación de las flores, así como el arreglo de distintas especies. De este modo, un botón de rosa combinado con un mirto significa "le confieso que quiero ser su amante". Si mezclas rosas en miniatura con margaritas, el significado literalmente será "sus cualidades sobrepasan sus encantos de belleza". Por otra parte, la amistad está representada por un geranio rojo escarlata combinado con flor de la pasión y un jacinto púrpura. Este conjunto de flores significa "mi amistad es incondicional". Pero no todas las combinaciones de flores representan factores positivos. Así, la hiedra combinada con rosas amarillas significa "los celos han roto nuestra amistad". Por todas estas razones, es preferible que pienses bien en la combinación de las diversas especies que piensas regalar, ya que si alguien conoce el significado de un ramo mal escogido, podría ser un desastre para vuestra relación.

Las rosas, las reinas del lenguaje del amor

Entre todas las variedades existentes, una de las más apreciadas continúan siendo las rosas. Sin embargo, no todas tienen el mismo significado. Una simple rosa blanca puede ser muy apreciada, ya que simboliza la "inocencia", ideal para una pareja que está atravesando una crisis. Esta flor, pero en un ramo, puede significar "soy digno de ti". Sin embargo, las rosas amarillas pueden ser catastróficas, ya que significan "debilitamiento del amor, celos e inseguridad".

Pero si no quieres fallar escoge rosas rojas, ya que no existe peligro de equivocación. Expresan la "belleza". Si combinas una rosa roja y una blanca, corres el riesgo de mezclar sentimientos. Por último regalar una rosa sin espinas significará que "no tienes miedo", una buena opción en determinadas situaciones.