25 de mayo de 2020
8 de octubre de 2018

'MasterChef Celebrity': de las lágrimas de Antonia Dell' Atte a la doble expulsión

'MasterChef Celebrity': de las lágrimas de Antonia Dell' Atte a la doble expulsión
TWITTER 'MASTERCHEF CELEBRITY'

Antonia Dell' Atte se derrumba en pleno programa.

MADRID, 8 Oct. (CHANCE) -

Un domingo más, los fogones se han vuelto a encender en los platós de MasterChef Celebrity. El talent culinario vivió una situación inusual pues, por primera vez en el formato, el jurado expulsó a dos de los concursantes. En esta jornada, los concursantes recibieron la visita de la finalista de MasterChef 6, Oxana Retinskaia.

SANTIAGO SEGURA: EL MAESTRO PASTELERO

La primera prueba de la velada consistía en reproducir perfectamente los platos que el repostero Xano Saguer -socio fundador del restaurante Espai Sucre de Barcelona- expuso a los concursantes. Todos intentaron crear sus mejores platos pero los que se llevaron las alabanzas de Jordi, Jose y Samantha fueron María Castro y Santiago Segura, quien se coronó como ganador de la competición.

"No eres cocinero, pero eres un virtuoso en cualquier cosa que haces. Tu virtud se basa en el esfuerzo y en el trabajo metódico. Has hecho un plató idéntico al 95%", dijo Jordi sobre la elaboración del cómico.

Por otra parte, Antonia Dell' Atte acusó a Boris Izaguirre de robarle el sorbete de su postre al ver que su trabajo no había sido de buen gusto. Algo que no gustó para nada a Pepe: "Vienes aquí buscando excusas. Ni pajaritos ni chachachá, tú has hecho un sorbete que es malo", sentenció el juez.

EL GRAN TRABAJO DE MARÍA CASTRO

La prueba por equipos se desarrolló en Tarragona, donde los aspirantes tuvieron que cocinar productos típicos del Mediterráneo. María y Santiago fueron los capitanes de la segunda competición que consistía en una prueba por relevos donde cada aspirante eligió con que líder no quería trabajar.

La actriz se enfundó el delantal rojo junto a Paz Vega, Óscar Higares, Carmen Lomana y Boris Izaguirre. Santiago, con el uniforme azul, formó equipo con Mario Vaquerizo, Antonia Dell'Atte, Jaime Navas y Ona Carbonell.

En líneas generales, la prueba por equipos no fue positiva para ninguno de los equipos pues la mayoría de platos estaban incompletos o inacabados. El jurado se mostró muy crítico con los concursantes, especialmente con la agrupación de Segura: "La organización ha fallado. Santiago, te has obsesionado con el rape. Además no has sabido gestionar tus obligaciones como capitán y sacar lo mejor de cada uno de tus compañeros de equipo".

El equipo rojo consiguió la inmunidad ante los temidos delantales negros gracias al trabajo y esfuerzo constante de Castro como capitana: "Has sido una gran capitana porque abordas las pruebas con seguridad y ganas", comentó Pepe.

EL DERRUMBAMIENTO DE DELL' ATTE Y LA DOBLE ELIMINACIÓN

En la prueba de eliminación, los aspirantes tuvieron que elaborar un menú que pudiera ser servido a bordo de un avión con la supervisión del chef Martín Berasategui. Dicho examen contaba con la ayuda prestada por parte de los concursantes ya salvados hacia los nominados.

Todos se emparejaron a excepción de Dell' Atte ya que Lomana declinó apoyarla: "Estoy mejor aquí arriba", exclamó la empresaria desde el balcón en el que se ubican los aspirantes salvados. El orgullo que la italiana ha mostrado en la pantalla se desvaneció en esta prueba y se sinceró sobre lo marginada que se sentía: "Me siento sola, me han hecho presión para que me vuelva loca, pero los locos son ellos".

El jurado dio un giro inédito al talent culinario al expulsar por primera vez a dos concursantes en una misma noche, el deportista Jaime Navas elaboró un menú "fitness" -junto a María Castro- que no llegó a convencer a los jueces y Antonia no alcanzó a emplatar su postre.

Entonces, la ex mujer de Alessandro Lequio estalló en lágrimas durante la valoración del jurado: "Se me ponen a insultar y me callo. Me gusta actuar con lealtad y yo me he sentido muy atacada. Os pido perdón. No me gusta ir de víctima y ahora parece que sea una víctima. Soy humana. Si pudiese los cogería uno a uno y los mandaría al carajo. Cada uno con su conciencia".

La presentadora Eva González fue la primera que se quedó atónita por la novedosa decisión: "Es la primera vez que hay una doble expulsión y estoy en shock".

Dell' Atte ha querido dejar constancia delante de toda la audiencia de el mal perder que tiene: "Estoy muy liberada. Estoy bien. Mis lágrimas han sido contra los fariseos. Tienen una sonrisa delante y detrás han malmetido. Algunos me han atacado de vez en cuando injustamente. Quiero superarme y ser mejor persona, pero deseo que no me metan cizaña".

Aún así, la italiana reconoció que su paso por el programa ha sido muy satisfactorio y que se va feliz: "Me voy contenta porque he disfrutado mucho de 'MasterChef Celebrity'. Ha sido una experiencia única".

Por su parte, el jugador de rugby quiso mandar unas palabras a sus compañeros con los que ha tenido gran química en los platós: "Ha sido una grandísima experiencia. Lo he vivido todo con mucha pasión. Es una experiencia de alto voltaje".