21 de febrero de 2020
21 de enero de 2020

Agujeros negros masivos se revelan deambulando por galaxias enanas

Agujeros negros masivos se revelan deambulando por galaxias enanas
Galaxia NGC 4395 - SCHULMAN TELESCOPE

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Hasta trece agujeros negros masivos han dado señales de existencia en galaxias enanas que anteriormente se consideraban demasiado pequeñas para albergarlos, situados en una ubicación sorprendente.

El estudio, encabezado por la astrofísica de la Universidad de Montana State (MSU) Amy Reines, buscó en 111 galaxias enanas dentro de mil millones de años luz de la Tierra utilizando la matriz muy grande Karl G. Jansky del National Radio Astronomy Observatory en Nuevo México. Reines identificó 13 galaxias que "casi con certeza" albergan agujeros negros masivos y encontró algo inesperado: la mayoría de los agujeros negros no estaban en el lugar que ella esperaba.

"Todos los agujeros negros que había encontrado antes estaban en los centros de galaxias", dijo Reines, profesora asistente del Departamento de Física del Colegio de Letras y Ciencia e investigadora del eXtreme Gravity Institute en MSU. "Estaban vagando por las afueras. Me quedé impresionada cuando vi esto".

El eXtreme Gravity Institute reúne a físicos y astrónomos para estudiar fenómenos donde las fuerzas de gravedad son tan fuertes que desdibujan la separación entre el espacio y el tiempo, como el Big Bang, las estrellas de neutrones y los agujeros negros.

Hay dos tipos principales de agujeros negros, áreas increíblemente densas del espacio con tirones gravitacionales lo suficientemente fuertes como para capturar la luz. Según Reines, los agujeros negros estelares más pequeños se forman a medida que las estrellas grandes mueren y son aproximadamente 10 veces la masa de nuestro sol. El otro tipo, conocido como agujeros negros supermasivos o masivos, tiende a encontrarse en el centro de las galaxias y puede tener masas de millones o incluso miles de millones de las de nuestro sol. Los científicos no saben cómo se crean.

La Vía Láctea, una galaxia espiral que consta de entre 100 y 400 mil millones de estrellas, tiene un agujero negro masivo en su centro, Sagitario A *. Las galaxias enanas pueden tener cualquier forma, pero son mucho más pequeñas que la Vía Láctea, con hasta unos pocos miles de millones de estrellas.

Los resultados de Reines confirman las predicciones de las recientes simulaciones por computadora de Jillian Bellovary, profesora asistente en Queensborough Community College en Nueva York e investigadora asociada en el Museo Americano de Historia Natural, que postuló que los agujeros negros a menudo pueden estar descentrados en las galaxias enanas debido a la forma en que las galaxias interactúan mientras se mueven a través del espacio. Los hallazgos pueden cambiar la forma en que los científicos buscan agujeros negros en las galaxias enanas en el futuro.

"Necesitamos expandir las búsquedas para apuntar a toda la galaxia, no solo a los núcleos donde previamente esperábamos que estuvieran los agujeros negros", dijo Reines, cuyo estudio se publicó en The Astrophysical Journal.