14 de octubre de 2019
  • Viernes, 11 de Octubre
  • Jueves, 10 de Octubre
  • 17 de septiembre de 2019

    El impactador caído en Júpiter en agosto era mezcla de hierro y roca

    El impactador caído en Júpiter en agosto era mezcla de hierro y roca
    Momento del impacto en Júpiter el 7 de agosto de 2019CHAPPEL ASTRO/TWITTER

       MADRID, 17 Sep. (EUROPA PRESS) -

       El análisis de un destello brillante en la atmósfera de Júpiter observado en agosto ha revelado que la causa probable era un pequeño asteroide con una densidad típica de meteoritos de hierro pedregoso.

       Se estima que el impacto, detectado por un astrónomo aficionado, liberó energía equivalente a una explosión de 240 kilotones de TNT, alrededor de la mitad de la energía liberada en el evento de Chelyabinsk 2013 en la Tierra. Los resultados se presentaron en la Reunión Conjunta EPSC-DPS 2019 en Ginebra.

       Ethan Chappel, de Cibolo (Texas) capturó un breve destello de luz a las 04.07 UTC del 7 de agosto en observaciones de vídeo de Júpiter usando un pequeño telescopio en su patio trasero. El destello duró aproximadamente 1,5 segundos y, en su apogeo, apareció tan brillante como la luna de Júpiter Io. Chappel continuó sus observaciones durante la siguiente media hora sin saber que había sido el único testigo de una colisión planetaria.

       Más tarde, Chappel analizó los datos de vídeo usando DeTeCt, un software de código abierto especialmente diseñado para identificar impactos en Júpiter. Al encontrar una imagen clara de un flash en uno de los vídeos, rápidamente se puso en contacto con los desarrolladores del proyecto DeTeCt, Marc Delcroix y Ricardo Hueso, quienes a su vez contactaron a su gran red de aficionados para ver si se habían hecho otras detecciones.

       Marc Delcroix, un astrónomo aficionado francés, dijo: "Me emocionó cuando Ethan me contactó. Este es el primer flash de impacto en Júpiter encontrado utilizando el software DeTeCt. Estas detecciones son extremadamente raras porque los flashes de impacto son débiles, cortos y pueden ser fácilmente perdido durante la observación de los planetas durante horas. Sin embargo, una vez que se encuentra un flash en una grabación de vídeo, se puede analizar para cuantificar la energía requerida para hacerla visible a una distancia de 700 millones de kilómetros ".

       Durante el mes pasado, Ramanakumar Sankar y Csaba Palotai, del Instituto de Tecnología de Florida (FIT), realizaron un análisis en profundidad de los datos. Según la energía liberada por el flash, estiman que el impactador podría haber sido un objeto de alrededor de 12-16 metros de diámetro y con una masa de aproximadamente 450 toneladas que se desintegró en la atmósfera superior a una altitud de aproximadamente 80 kilómetros sobre las nubes de Júpiter. Los modelos de Sankar y Palotai de la curva de luz para el flash sugieren que el impactador tenía una densidad típica de los meteoritos de hierro pedregoso, lo que indica que era un pequeño asteroide en lugar de un cometa.

       Hueso, de la Universidad del País Vasco, ha realizado una estimación muy similar para el tamaño y la masa del impactador a través de comparaciones con los flashes de impacto anteriores detectados. El flash parece haber sido el segundo más brillante de los seis observados hasta ahora en Júpiter y ofrece el mayor potencial para el análisis detallado de datos.

       "Con seis destellos de impacto observados en diez años desde que se descubrió el primer destello en 2010, los científicos están cada vez más seguros de sus estimaciones de la tasa de impacto de estos objetos en Júpiter. La mayoría de estos objetos golpean a Júpiter sin ser observados por observadores en la Tierra". Sin embargo, ahora estimamos que 20-60 objetos similares impactan con Júpiter cada año. Debido al gran tamaño y campo gravitacional de Júpiter, esta tasa de impacto es diez mil veces mayor que la tasa de impacto de objetos similares en la Tierra", dijo Hueso.

    Contador

    Lo más leído