15 de diciembre de 2019
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • Jueves, 12 de Diciembre
  • 19 de noviembre de 2019

    Localizada una estrella de neutrones perdida en una histórica supernova

    Localizada una estrella de neutrones perdida en una histórica supernova
    Ubicación de la estrella de neutrones en la supernova 1987A. - CARDIFF UNIVERSITY

       MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

       Los restos de una espectacular supernova que revolucionó nuestra comprensión de cómo las estrellas terminan sus vidas finalmente han sido descubiertos por los astrónomos de la Universidad de Cardiff.

       Los científicos afirman haber encontrado evidencia de la ubicación de una estrella de neutrones que quedó cuando una estrella masiva terminó su vida en una explosión gigantesca, lo que llevó a una famosa supernova llamada Supernova 1987A.

       Durante más de 30 años, los astrónomos no han podido localizar la estrella de neutrones, el núcleo colapsado de la estrella gigante, ya que ha sido ocultada por una espesa nube de polvo cósmico.

       Utilizando imágenes extremadamente nítidas y sensibles tomadas con el telescopio ALMA (Atacama Large Millimeter / submillimeter Array) en el desierto de Atacama en el norte de Chile, el equipo ha encontrado un parche particular de la nube de polvo que es más brillante que su entorno, y que coincide con la sospechosa ubicación de la estrella de neutrones.

       El autor principal del estudio, Phil Cigan, de la Facultad de Física y Astronomía de la Universidad de Cardiff, dijo en un comunicado: "Por primera vez podemos decir que hay una estrella de neutrones dentro de esta nube dentro del remanente de supernova. Su luz ha sido velada por una nube de polvo muy espesa, que bloquea la luz directa de la estrella de neutrones en muchas longitudes de onda como la niebla que enmascara un foco de luz".

       Los hallazgos han sido publicados en The Astrophysical Journal.

       La supernova 1987A fue vista por primera vez por los astrónomos el 23 de febrero de 1987, cuando brilló en el cielo nocturno con el poder de 100 millones de soles, y continuó brillando durante varios meses. La supernova fue descubierta en una galaxia vecina, la Gran Nube de Magallanes, a solo 160.000 años luz de distancia.

       Fue la explosión de supernova más cercana observada en más de 400 años y, desde su descubrimiento, ha seguido fascinando a los astrónomos a quienes se les presentó la oportunidad perfecta para estudiar las fases antes, durante y después de la muerte de una estrella.

       La explosión de supernova que tuvo lugar al final de la vida de esta estrella resultó en enormes cantidades de gas con una temperatura de más de un millón de grados, pero a medida que el gas comenzó a enfriarse rápidamente por debajo de cero grados centígrados, parte del gas se transformó en un sólido, es decir, polvo.

       La presencia de esta espesa nube de polvo ha sido durante mucho tiempo la principal explicación de por qué no se ha observado la estrella de neutrones faltante, pero muchos astrónomos se mostraron escépticos al respecto y comenzaron a preguntarse si su comprensión de la vida de una estrella era correcta.

    Contador

    Lo más leído