2 de julio de 2020
5 de junio de 2020

Nuevo catálogo de nubes infrarrojas oscuras con ayuda de redes neuronales

Nuevo catálogo de nubes infrarrojas oscuras con ayuda de redes neuronales
Imagen infrarroja en falso color de una Nube Infrarroja Oscura denominada 'la Serpiente' - NASA, JPL-CALTECH/S. CAREY (SSC/CALTECH)

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Astrónomos del Harvard-Smithsonian Center for Astrophysics (CfA) acaban de completar un nuevo catálogo de Nubes Oscuras Infrarrojas (IRDC), que contiene 18.845 objetos extraídos de las imágenes infrarrojas de la cámata IRAC en el telescopio Spitzer, utilizando un nuevo algoritmo informático que utiliza la búsqueda de contornos y los llamados métodos de redes neuronales, técnicas de Inteligencia Artificial.

La técnica escanea las imágenes en busca de los bordes oscuros y los contornos cerrados de las nubes, y evalúa la confiabilidad de las detecciones en una técnica automatizada y objetiva que podría extenderse para su uso con otras encuestas. Los resultados del nuevo catálogo concuerdan con los hallazgos anteriores, pero además de encontrar muchos más objetos, el nuevo catálogo contiene más IRDC en regiones de bajo contraste y también confirma (como se esperaba) que muchos de los IRDC previamente identificados están realmente compuestos de dos o más objetos más pequeños, según un comunicado.

Las IRDC son parches oscuros de polvo frío y gas que se ven en el cielo contra el resplandor infrarrojo difuso brillante del polvo cálido en nuestra galaxia. Estos IRDC, masivos y ricos en moléculas, son sitios naturales para el nacimiento de estrellas, una de las principales razones por las que los astrónomos los estudian activamente.

Un tema que ha venido limitando su investigación ha sido la falta de un catálogo actualizado de IRDC. Hay tres dificultades principales: los tamaños de IRDC pueden variar mucho, desde aquellos que son muy extendidos (más de un año luz de tamaño) a otros que son cien veces más pequeños (y, por supuesto, sus distancias son clave para su aspecto angular) , sus formas son generalmente irregulares y mal definidas, y no menos importante a menudo se encuentran en regiones complejas con cientos de otras fuentes. Buscarlos en la Vía Láctea ha sido una tarea desalentadora hasta investigaciones como la realizada ahora por el CfA.

Contador

Para leer más


Lo más leído