28 de enero de 2021
27 de noviembre de 2020

Planetas gigantes precoces pueden romper discos protoplanetarios

Planetas gigantes precoces pueden romper discos protoplanetarios
Disco protoplanetario con un planeta en órbita - UNIVERSIDAD DE WARWICK

   MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Simulaciones por computadora de planetas masivos explican la ausencia de discos espirales protoplanetarios observada en estrellas recién formadas.

   Científicos de la Universidad de Warwick descubrieron que un planeta gigante, alrededor de tres veces la masa de Júpiter, que migra desde las regiones externas del disco hacia su estrella causaría suficiente interrupción como para borrar la estructura espiral del disco con resultados muy parecidos a los discos observados por los astrónomos. Sin embargo, para estar presentes en la etapa espiral del disco, esos planetas tendrían que formarse rápidamente y al principio del ciclo de vida del disco.

   El autor principal, Sahl Rowther, estudiante del Departamento de Física, dijo en un comunicado: "Cuando los discos son jóvenes, esperamos que sean masivos con estructuras espirales. Pero no vemos eso en las observaciones.

   "Nuestras simulaciones sugieren que un planeta masivo en uno de estos discos jóvenes en realidad puede acortar el tiempo transcurrido en la fase espiral autogravitante a una que se parezca más a algunas de las observaciones que están viendo los astrónomos.

   El coautor, el doctor Farzana Meru del Departamento de Física, agrega: "Si algunos de estos discos que los astrónomos están observando recientemente se autogravitaron, eso sugiere que formaron un planeta cuando el disco aún era joven. La fase de autogravitación para un disco protoplanetario tiene mucho menos de medio millón de años, lo que significa que el planeta debería haberse formado increíblemente rápido.

   "Independientemente del mecanismo que explique cómo se forman estos planetas, esto probablemente significa que tenemos que considerar que los planetas se forman mucho más rápido de lo que se pensaba originalmente".

   Sus simulaciones modelaron un planeta gigante en las regiones externas de un disco protoplanetario a medida que migra hacia adentro, un proceso que los astrónomos esperan ver a medida que el torque empuja al planeta hacia adentro mientras intercambia momento angular con el gas en el disco. Esto también significa que el planeta interactuaría e interrumpiría una gran proporción del disco y sería lo suficientemente masivo como para abrir un espacio en el gas, dando como resultado la estructura de anillo y espacio.