26 de mayo de 2020
31 de marzo de 2020

Un radiotelescopio de seis CubeSats estudiará las tormentas solares

Un radiotelescopio de seis CubeSats estudiará las tormentas solares
Tormenta solar - NASA

MADRID, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

La NASA ha seleccionado una nueva misión para estudiar cómo el Sol genera y libera en el espacio planetario las tormentas gigantes del clima espacial, conocidas como tormentas de partículas solares.

Dicha información no solo mejorará la comprensión de cómo funciona nuestro sistema solar, sino que en última instancia puede ayudar a proteger a los astronautas que viajan a la Luna y Marte al proporcionar una mejor información sobre cómo la radiación del Sol afecta el entorno espacial por el que deben viajar, resalta la agencia espacial en un comunicado.

La nueva misión, llamada SunRISE (Sun Radio Interferometer Space Experiment), es un conjunto de seis CubeSats que funcionan como un radiotelescopio muy grande. La NASA ha otorgado 62.6 millones de dólares para diseñar, construir y lanzar SunRISE antes del 1 de julio de 2023.

La NASA eligió SunRISE en agosto de 2017, está dirigido por Justin Kasper en la Universidad de Michigan en Ann Arbor y administrado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California.

El diseño de la misión se basa en seis CubeSats con energía solar, cada uno del tamaño de un horno tostador, para observar simultáneamente imágenes de radio de emisión de baja frecuencia de la actividad solar y compartirlas a través de la Red de Espacio Profundo de la NASA. La constelación de CubeSats volaría a 9 kilómetros de distancia entre sí, por encima de la atmósfera de la Tierra, lo que de lo contrario bloquea las señales de radio que SunRISE observará.

Juntos, los seis CubeSats crearán mapas en 3D para determinar dónde se originan las explosiones de partículas gigantes en el Sol y cómo evolucionan a medida que se expanden hacia el espacio. Esto, a su vez, ayudará a determinar qué inicia y acelera estos chorros gigantes de radiación. Las seis naves espaciales individuales también trabajarán juntas para mapear, por primera vez, el patrón de líneas de campo magnético que se extienden desde el Sol hacia el espacio interplanetario.

Para leer más