4 de diciembre de 2020
28 de octubre de 2020

El mapa de Groenlandia está cambiando por el veloz deshielo

El mapa de Groenlandia está cambiando por el veloz deshielo
Una vista aérea de la capa de hielo de Groenlandia tomada en septiembre de 1992. - HANNES GROBE, ALFRED WEGENER INSTITUTE FOR POLAR A

   MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La merma en la capa de hielo de Groenlandia se ha acelerado significativamente en las últimas dos décadas, transformando su borde y, por lo tanto, reconfigurando la línea de costa de esta enorme isla.

   Según una investigación científica dirigida por Twila Moon, científica principal adjunta del National Snow and Ice Data Center de EE.UU., estos cambios en la capa de hielo podrían tener impactos de gran alcance en los ecosistemas y las comunidades, ya que se alteran el flujo de agua debajo de la capa de hielo y el flujo de nutrientes y sedimentos. Los resultados de la investigación se publicaron en el Journal of Geophysical Research: Earth Surface.

   "La velocidad de la pérdida de hielo en Groenlandia es asombrosa", dijo Moon en un comunicado. "Ahora podemos ver muchos signos de un paisaje transformado desde el espacio. Y a medida que el borde de la capa de hielo responde a la rápida pérdida de hielo, el carácter y el comportamiento del sistema en su conjunto está cambiando, con el potencial de influir en los ecosistemas y las personas que dependen de ellos."

   Los investigadores recopilaron datos de la NASA, el Servicio Geológico de los Estados Unidos y otros satélites de 1985 a 2015 para comparar la posición del borde del hielo, la elevación de la superficie de la capa de hielo y el flujo de los glaciares durante tres décadas. Los avances en la tecnología satelital les permitieron observar los cambios en la capa de hielo con mucho más detalle de lo que era posible en el pasado. Gran parte de los datos utilizados provienen del proyecto ITS_LIVE de la NASA, que facilita la investigación de la capa de hielo, la plataforma de hielo y los glaciares al proporcionar un registro global de la velocidad y elevación del hielo terrestre derivado de casi tres décadas de observaciones por satélite.

   Usando estas comparaciones, los investigadores desarrollaron algunos hallazgos clave. La tendencia más constante, que se encuentra en toda la capa de hielo, es la retirada generalizada del borde del hielo. Si bien existe una variedad de comportamientos entre los glaciares a través de la capa de hielo, hay una falta notable de avance sostenido de los glaciares conectados al océano. De los 225 glaciares conectados al océano que se midieron, ninguno ha avanzado sustancialmente, mientras que 200 se han retirado, especialmente desde 2000.

   Esto es notable incluso en regiones dominadas por glaciares de movimiento más lento y agua oceánica más fría, como las regiones norte y noreste de la hoja de hielo. Además, si bien la gran mayoría de los glaciares se está retirando, la respuesta del flujo de hielo en esos glaciares, como la aceleración o la desaceleración, se ve afectada en gran parte por la topografía y factores río arriba. Esto incluye la pendiente del paisaje y la presencia y forma del lecho de roca y sedimentos debajo del glaciar. Por lo tanto, incluso los glaciares dentro de la misma área regional o local pueden comportarse de manera diferente.

   A medida que los investigadores examinaron los cambios en la capa de hielo de Groenlandia, encontraron que las zonas de flujo rápido de los glaciares se están estrechando, el hielo se está desviando y, en algunos casos, el flujo de hielo nuevo a los glaciares se ralentiza, dejando a los glaciares en su lugar. Estos procesos podrían tener una variedad de impactos aguas abajo, como alterar la forma en que el agua se mueve debajo de la capa de hielo, lo que podría afectar la disponibilidad de agua para las comunidades y los animales, alterar el lugar donde los nutrientes y sedimentos ingresan al océano, exponer nuevas áreas terrestres, abrir nuevos fiordos. aguas y alteración de ecosistemas y paisajes físicos.