28 de octubre de 2020
29 de septiembre de 2020

Un nuevo filtro evitaría el vertido del agua radiactiva de Fukushima

Un nuevo filtro evitaría el vertido del agua radiactiva de Fukushima
Visita de téxnicos de la AIEA a la central de Fukushima en 2013 - IAEA

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Una membrana hecha de proteínas de suero y carbón activado desarrollada por investigadores de ETH Zurich ha demostrado su eficiencia para filtrar elementos radiactivos del agua contaminada.

El accidente nuclear de Fukushima permanece grabado en la memoria de la gente. Fue una catástrofe que provocó la liberación de grandes cantidades de agua contaminada radiactivamente, que posteriormente los operadores de la central nuclear tuvieron que limpiar.

Uno de los métodos que utilizaron fue la ósmosis inversa, pero no fue particularmente eficaz. Aunque de esta manera es posible purificar hasta el 70 por ciento del agua contaminada, los elementos radiactivos se acumulan en el 30 por ciento restante.

Algunos de estos elementos son altamente radiactivos y lo siguen siendo durante miles de años. Tal como están las cosas, el gobierno japonés planea verter esta agua, más de un millón de litros en total, en el Océano Pacífico en 2022.

"Si usaran nuestro filtro, no necesitarían hacerlo", dice en un comunicado Raffaele Mezzenga, profesor de alimentos y materiales blandos en ETH Zurich. Hace cuatro años, él y su científica principal, Sreenath Bolisetty, dieron a conocer su invención de una membrana de filtro hecha principalmente de proteína de suero de leche desnaturalizada y carbón activado.

Los investigadores demostraron entonces la eficacia con la que su producto elimina metales pesados, algunos elementos radiactivos como el uranio y metales preciosos como el oro o el platino del agua.

Ahora, Mezzenga y Bolisetty han utilizado su membrana para depurar efluentes hospitalarios contaminados con elementos radiactivos. En el transcurso de su investigación, los dos investigadores descubrieron que su filtro también es eficiente para eliminar estas sustancias. Su estudio fue publicado recientemente en la revista Environmental Science: Water Research & Technology.

Las pruebas de laboratorio muestran que la membrana es capaz de eliminar los radionúclidos utilizados en el campo médico (tecnecio-99m, yodo-123 y galio-68) del agua con eficiencias superiores al 99,8% en un solo paso de filtración.

Los investigadores también probaron su membrana de filtro con una muestra de efluentes reales de un hospital suizo, que contenían yodo radiactivo 131 y lutecio 177. Eliminó ambos elementos casi por completo del agua.

Según los resultados de su estudio actual, el profesor de ETH Mezzenga cree que el producto tiene lo que se necesita para su uso en caso de vertidos radiactivos. "La membrana del filtro elimina los isótopos radiactivos a gran escala", dice. En principio, todos los isótopos radiactivos de la tabla periódica que se encuentran entre los extremos probados, es decir, el tecnecio y el uranio, se unen a la membrana. Estos incluyen cesio radiactivo, yodo, plata y cobalto, todos los cuales están presentes en el agua que se escapa de Fukushima. También están presentes grandes cantidades de tritio; este es el único elemento que probablemente no se adhiera a la membrana porque es demasiado pequeña.

"Si nuestra suposición es correcta, la membrana del filtro podría reducir enormemente el volumen de aguas residuales en Fukushima, lo que significa que no habría que verter agua radiactiva en el Océano Pacífico", dice Bolisetty. Explica que los filtros saturados con elementos altamente radiactivos se pueden almacenar como sólidos, por ejemplo, en el mismo lugar que las barras de combustible usadas de las centrales nucleares.

Contador

Para leer más


Lo más leído